El yoga prenatal reduce las cesáreas y el dolor de parto




LightField Studios/Shutterstock.com

Las madres primerizas que practicaron yoga comenzando en la semana 30 de embarazo tuvieron menos cesáreas, menos recién nacidos de bajo peso y dolores de parto más leves y breves. También fueron menos propensas a requerir analgésicos o inducción del trabajo de parto. El estudio hospitalario de Mangalore, India, publicado en The Journal of Alternative and Complementary Medicine, incluyó a 150 mujeres de 20 a 35 años que estaban embarazadas por primera vez y no tenían experiencia previa en yoga. La mitad de las mujeres no practicaban yoga, mientras que la otra mitad tomaba clases de yoga de 30 minutos una o dos veces por semana. Las mujeres del grupo de yoga también se sentían más cómodas después del parto.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags