Sanación en muchos niveles

Adoptar todas las dimensiones del bienestar



Benjavisa Ruangvaree/Shutterstock.com

Las historias de pacientes que han experimentado la sanación de enfermedades crónicas o recuperado el bienestar sin seguir los consejos médicos convencionales, despertaron la curiosidad del Dr. Wayne Jonas e hizo que se concentrara en la investigación de las dimensiones sobre sanación que la medicina occidental nunca le enseñó. La recompensa fue descubrimientos radicales: explorar la red de conexiones dentro del cuerpo, estudiar el cuerpo como una ciencia completa; la necesidad de reconocer las multidimensiones centrales de un individuo: cuerpo/externo, comportamiento/estilo de vida, social/emocional y espiritual/mental, y lo que se necesita para desbloquear la capacidad inherente de cada persona para la buena salud y la sanación

Jonas, autor de How Healing Works: Get Well and Stay Well Using Your Hidden Power to Heal, concluye que, “Solo un 20 por ciento de la sanación proviene del tratamiento que aplica el doctor. Un 80 por ciento del potencial de sanación, que está latente en todos nosotros, proviene de construir una respuesta de tratamiento significativa única para uno. Esto es interno, altamente personal y usa principios y componentes sencillos”.

Durante sus 40 años de vida profesional, Jonas pudo observar sanaciones en múltiples niveles con los pacientes, así como a través de otras funciones profesionales. Ha sido director de la Oficina de Medicina Alternativa de los Institutos Nacionales de Salud, investigador científico de la Organización Mundial de la Salud, director ejecutivo y presidente del antiguo Instituto Samueli y director de investigaciones médicas en el Instituto de Investigación del Ejército Walter Reed.

Al aplicar la ciencia y ver el cuerpo humano como un todo, Jonas desarrolló la visión del paciente como un verdadero ecosistema. “Somos lo más parecido a un jardín que necesita ser cultivado, que a un carro que necesita arreglo. La sanación emerge cuando apoyamos y fortalecemos las conexiones dentro de nosotros —cuerpo, comportamiento, social y espiritual— haciéndonos más completos”, dice Jonas. Su enfoque más amplio de sanación incluye los impactos de la belleza, el orden, un ambiente óptimo para la sanación, el conectar con la naturaleza, los elementos que inducen a una respuesta de mayor significado para una persona, la alimentación del ser espiritual, hacer tiempo para la alegría, los roles del amor y la presencia física de los seres queridos y una red social de apoyo, así como las contribuciones energéticas de otras interacciones sociales y dimensiones.

Por casi 40 años, James Oschman, Ph.D., autor del libro Energy Medicine: The Scientific Basis, ha estado llevando a cabo investigaciones en fisiología y la biofísica de la medicina energética alrededor del mundo, incluida la Universidad de Cambridge, en Inglaterra y la Universidad Case Western Reserve, en Cleveland, Ohio.

“Los médicos desconocen el campo energético del cuerpo porque no se les enseña nada sobre esto o física en la escuela de medicina. Aunque la gran mayoría cree que no hay ciencia detrás de la medicina energética ni ninguna que pruebe que el cuerpo tiene un campo energético, es real y ha sido medido”, dice Oschman.

La sanación emerge cuando apoyamos y fortalecemos las conexiones dentro de nosotros —cuerpo, comportamiento, social y espiritual— haciéndonos más completos.
~ Wayne Jonas

Está muy apasionado con incluir la medicina energética en la sanación, y dice, “Para entender el cuerpo humano, la salud y la sanación, hay que ver todas las dimensiones sin ninguna exclusión. Ningún aspecto de la ciencia, la medicina o la vida debe quedarse fuera. Todas las intervenciones médicas y todo lo que hacemos con el cuerpo, involucra energía. Tener conciencia de esto puede transformar completamente cualquier enfoque médico”.

Jonas experimentó la dimensión energética de la sanación cuando su esposa, Susan, estaba recibiendo quimioterapia para el cáncer de seno. Aunque escéptico, intentó el proceso de poner sus manos sobre ella, mientras imaginaba una suave luz blanca llena de amor siendo transmitida a través de la parte superior de su cabeza, hacia abajo a través de sus manos y dentro de su cuerpo. Conocía las docenas de experimentos realizados en el Instituto de Investigación del Ejército Walter Reed. Al meditar, los individuos ponen sus manos alrededor de tubos de ensayo que contienen células inmunitarias, la cantidad de radiación infrarroja que emana de sus manos aumenta, lo que estimula a las células inmunitarias a producir más trifosfato de adenosina, la molécula productora de energía que se encuentra en todas las células. “Después de esta exposición esas células sobrevivieron mejor cuando fueron expuestas a estresantes como calor y choques químicos”, dice Jonas.

“Susan dijo que pudo sentir algo y se durmió. Al otro día se sintió menos fatigada, durmió mejor y estaba más activa. A partir de entonces, reduje los viajes y me aseguré que mi cuerpo —en todas sus dimensiones: física, social y emocional— estuviera alrededor”, dice Jonas.

Para ayudar a los pacientes y a los médicos a expandir sus propias perspectivas, Jonas ha desarrollado un protocolo de consulta orientado a la sanación y a los ambientes, llamado HOPE (DrWayneJonas.com/resources). Las preguntas que un médico o un paciente pueden utilizar para desencadenar cambios en los estilos de vida abarcan dimensiones de sanación óptimas: internas, interpersonales, conductuales y externas, para evaluar las medidas que faciliten u obstaculicen la sanación.

Responder sinceramente a las respuestas muestra resultados. “Con las enfermedades crónicas, casi siempre se puede sentir bienestar y mejorar la función, ya sea que se cure la enfermedad o no”, dice Jonas.


Linda Sechrist es escritora sénior para Natural Awakenings. Comuníquese en LindaSechrist.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags