Las prohibiciones de fumar disminuyen la presión arterial




Vdant85/Shutterstock.com

Las personas que no fuman y que viven en áreas en las que se ha prohibido fumar en los espacios públicos, como bares y lugares de trabajo, tienen la presión arterial sistólica baja. En un estudio de la Universidad de Northwestern, divulgado por la Asociación Americana del Corazón, las lecturas de la presión arterial de 5,115 adultos de 18 a 30 años se tomaron durante un período de 30 años en Birmingham, Chicago, Minneapolis y Oakland, se correlacionaron con los cambios en las leyes locales que prohibían fumar en público. Se encontró una disminución significativa en las lecturas de la presión arterial sistólica en los no fumadores cuando se promulgaron las leyes de no fumar, lo que indica una reducción en el riesgo de enfermedad cardíaca. La presión arterial sistólica también fue más baja en los lugares que prohibían fumar en áreas públicas en comparación con los lugares que no lo hacían.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags