La fuerza del adulto mayor

Voluntarios jubilados mantienen los parques nacionales hermosos




Elzbieta Sekowska/Shutterstock.com

Los jubilados sirven de voluntarios en cientos de tierras protegidas a nivel nacional. Son parte del personal de los centros de visitantes, trabajan en el mantenimiento y limpieza de escombros, y les recuerdan a los visitantes que mantengan sus alimentos seguros y fuera de la vista de los animales silvestres. El año pasado, los voluntarios sobrepasaron al personal del Servicio de Parques Nacionales alrededor de 20 a 1, para expandir la capacidad de la agencia, que ya tiene dificultades financieras, para atender a cientos de millones de visitantes.

Casi un tercio de ellos tienen 54 años o más, y contribuyeron con 7.9 millones de horas de servicio trabajadas en 2015, entre todos los 400,000 voluntarios. Las oportunidades para voluntarios también existen en los lugares del Refugio Nacional de Vida Silvestre, en criaderos de peces y oficinas de campo de especies en peligro de extinción del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos (USFWS, siglas en inglés)

Sallie Gentry, coordinadora de voluntarios para la Región Sureste, con base en Atlanta, comenta que el Refugio Nacional de Vida Silvestre Okefenokee tiene una docena de lugares para casas rodantes [motor homes] en su Villa de Voluntarios. Ella dice que los voluntarios son residentes locales jubilados cuyas horas de trabajo varían, mientras que los voluntarios que viven en las casas rodantes se comprometen a hacer trabajo voluntario 20 horas a la semana por lo menos tres meses. A cambio, se les da gratis la electricidad, el alcantarillado, el gas propano y el agua. “Ellos tienen destrezas que quieren compartir, pero también buscan una vida social”, señala Gentry.  Las barbacoas y compartir comidas son comunes.

También cuenta sobre el Refugio Nacional de Vida Silvestres de Virginia, el Eastern Shore, importante para aves migratorias, especialmente para aves cantoras, como un lugar con un gran atractivo para jubilados. “Les damos uniforme, capacitación, herramientas y orientaciones”, dice Gentry. “Es una inversión con beneficios mutuos”. Ella sugiere que las personas soliciten para lugares específicos con al menos un año anticipación.

Megan Wandag, coordinadora de voluntarios para el USFWS Región del Medio Oeste, con base en Minneapolis, dice que el popular Refugio Nacional de Vida Silvestre del Valle de Minnesota, en Bloomington, y el Refugio Nacional de Vida Silvestre Neal Smith, cerca de Des Moines, funciona como un “oasis cerca de áreas urbanas”.

Julie Niemann, coordinadora de voluntarios de la Región Suroeste de USFWS, resalta que el Refugio Nacional de Vida Silvestre Bosque del Apache, en Nuevo México, que tiene 18 lugares para vehículos recreacionales y con un promedio de ocupación de cinco meses. “Es un lugar de primera para invernar para las gruyas sandhill”.


Vea volunteer.gov para detalles y actualizaciones e información de contacto en instalaciones federal en toda la nación.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags