La energía solar está caliente

La demanda crece a medida que los precios caen



Este es un buen momento para comprar un sistema de energía solar y salirse de la red. Los precios de los paneles solares fotovoltaicos han caído un 67 por ciento en los pasados cinco años, informa Alexandra Hobson de la Asociación de Industrias de Energía Solar (Solar Energy Industries Association -SEIA).

Es un periodo de auge para la energía solar —un record de14.8 gigavatios se instalaron el año pasado en Estados Unidos lo que representa el 39 por ciento de toda la capacidad eléctrica nueva añadida a la red en 2016, superando el gas natural (29 por ciento) y la eólica (26 por ciento). En el primer trimestre de este año, las energías solares y eólicas juntas representaron más de la mitad de toda la nueva generación de energía estadounidense

El Crédito Federal de Impuestos para Energía Solar fue extendido por cinco años al final de 2015, de forma que los propietarios de hogares y los negocios puedan cualificar para deducir un 30 por ciento del costo de instalación de sus impuestos federales. Tampoco hay un límite más alto en los precios de los paneles.

Ahora mismo, en Estados Unidos hay 1.3 millones sistemas de energía solar, con uno nuevo que se añade cada 84 segundos. Alrededor de 260,000 personas trabajan actualmente en la industria, el doble que en 2012. California es el líder en capacidad de instalación, seguido de Carolina del Norte, Arizona, Nevada, Nueva Jersey, Massachusetts y Utah.

Avances técnicos

En 2016, el sistema de energía solar residencial produjo siete kilovatios, un promedio de instalación de $3.06 por vatio, según Hobson. Un sistema que cuesta sobre $21,000, antes de quitar el crédito por el impuesto, rinde un costo final neto de $15,000. “Es el matrimonio perfecto para un cliente residencial”, dice Bill Ellard, economista en energía con la Sociedad Americana de Energía Solar (ASES, por sus siglas en inglés). “El sistema producirá electricidad a razón de cinco centavos por kilovatio hora todo el año comparado con el precio promedio por electricidad de 10.54 centavos por kilovatio hora según seguimiento en marzo de 2017”.

Los nuevos diseños de paneles solares en línea significan mayores ahorros. Los paneles con micro inversores integrados (built-in micro-inverters) están reduciendo los costos de instalación para unidades centrales grandes (aunque su durabilidad a largo plazo y para todo tipo de clima aún no está clara). Una invención de la Universidad de Kobe en Japón ha conseguido que las celdas solares puedan alcanzar un 50 por ciento de eficiencia, por encima del 30 por ciento anteriormente aceptado como el límite superior.

Los marcos feos de los panales también pueden ser algo del pasado. Se espera para este año paneles con marcos estéticamente agradables de grandes compañías como SolarWorld, Canadian Solar y Trina, con soporte adaptable. Los productores como Prism Solar y DSM Advanced Surfaces también están trabajando en paneles claros sin marco, con celdas enlazadas entre los paneles de vidrio. Estos paneles claros atractivos son altamente resistentes al fuego y la corrosión.

Tesla, que recientemente adquirió SolarCity, está comercializando tejas fotovoltaicas de vidrio templado que se integran con los materiales de techos de teja para hacer la instalación casi indetectable. Tesla afirma que son tres veces más fuertes que las tejas de techo estándar y las garantiza por la vida de la casa.

La energía solar funciona para muchos

Por ejemplo, para una carga eléctrica de 600 kilovatios hora por mes en un hogar promedio, una dosis diaria de cinco horas de luz solar directa y un sistema 4 kilovatios probablemente satisfará la demanda. Para hogares con un uso más alto, especialmente en el sur y el oeste, la norma sería instalaciones más grandes. “Los tamaños de los sistemas de energía solar han ido creciendo de manera constante a medida que el precio ha bajado”, observa Hobson.

Gracias a Google Earth, los instaladores de estos sistemas por lo general saben si la propiedad tiene las condiciones correctas para así evitar el cargo de una inspección en el lugar. Las casas con una orientación al sur con 40 grados de exposición directa al sol, son oro. Las que tienen los techos planos trabajan mejor porque los paneles se pueden inclinar para obtener un máximo efecto. Los paneles ajustables también se pueden adaptar para lograr el mejor ángulo por estación. Los paneles no pueden estar en sombra durante una parte significativa del día.

Los instaladores de techo pueden trabajar alrededor de tuberías de ventilación, claraboyas y chimeneas. Si hay obstrucciones mayores, ASES sugiere un arreglo de placas solares montadas en el suelo o una pérgola solar, un marco de madera independiente para montar los paneles.

Los sistemas también calientan las piscinas, lo que ofrece grandes ahorros operacionales con relación a los calentadores convencionales. Comienzan alrededor de los $3,500 y promedian $5,500, comparado con $2,664 aproximados de un calentador de combustible fósil, informa HomeAdvisor.com.

Determine si su estado tiene leyes de medición neta, lo que hace que sea fácil vender el exceso de energía de su sistema a la red. Compruebe los subsidios fiscales locales por encima del 30 por ciento federal. La belleza de la energía solar es que una vez que el sistema está funcionando bien, los costos de operación son insignificantes. La vida útil de los paneles de hoy es de dos décadas y la recuperación es de sólo dos o tres años.


Jim Motavalli es autor, periodista independiente y orador especializado temas ambientales. Vive en Fairfield, CT. Comuníquese en JimMotavalli.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags