Flotar para alejar el estrés

Los tanques de aislamiento inducen la sanación y el descanso profundo



wavebreakmedia/Shutterstock.com

El aislamiento sensorial en un tanque de flotación es conocido por inducir una relajación profunda y la subsiguiente mejoría de la salud. Un estudio de 2014 publicado en el Australian New Zealand Clinical Trials Registry  investigó los efectos de una serie de tratamientos en tanques de flotación, con 65 participantes, el mismo demostró ser una medida efectiva para disminuir el estrés, la depresión, la ansiedad y el dolor, a la vez que aumentó el sentido de optimismo y mejoría en la calidad del sueño

The Book of Floating: Exploring the Private Sea, de Michael Hutchison, nos habla sobre las investigaciones del siglo 20 y sugiere que la terapia puede ayudar a aliviar las dolencias como el dolor crónico, migrañas y músculos adoloridos. También hay evidencia de que ayuda a mejorar la meditación, la creatividad y las experiencias espirituales.

La terapia de flotación fue inventada por el Dr. John C. Lilly, especialista en neuropsicología. La persona entra a una cámara para relajación con 11 pulgadas de profundidad con agua a una temperatura de 93.5 grados —la temperatura normal de la piel humana— y unas 1,000 libras de sales de Epsom. El efecto es como flotar alegremente en el Mar Muerto, pero en un ámbito limpio y callado. Típicamente, el agua es filtrada de tres a cinco veces entre cada sesión y desinfectada con luz ultravioleta, o algunos usan peróxido y gas ozono para purificar el agua.

Sin ninguna distracción sensorial —sin sensaciones visuales, sonoras o táctiles— el flotante, por lo general, entra en un estado de calma profunda de ondas cerebrales theta que salen del subconsciente. Puede tomar años a meditadores experimentados aprender de forma consecuente lograr esto, señala Bryan Gray, de Float North County, un spa localizado en Solana Beach, California.

Un lugar de meditación definitivo

La investigación científica ha demostrado que flotar puede liberar los neurotransmisores que ayudan a sentirnos bien, la endorfina y la dopamina, además de disminuir las hormonas del estrés, la adrenalina y el cortisol. Los estudios llevados a cabo en el Laureate Institute of Brain Research, en Tulsa, Oklahoma, que mantiene una clínica de flotación, han encontrado que la terapia es un tratamiento efectivo para pacientes con trastornos de ansiedad.

“Libera su mente de distracciones y las pone en una zona”, explica Gray. Remueve la necesidad de luchar o huir, de modo que estas hormonas se reducen. Esa parte del cerebro se sosiega”.

Magnesio maravilloso

Al estar tendido por una hora en agua con sales de Epsom, el cuerpo recibe una gran infusión de magnesio, un mineral esencial para tener una salud óptima. Mientras que las deficiencias de calcio y vitamina D reciben más atención, es aún más probable que la mayoría de nosotros tengamos niveles bajos de este elemento debido a medicamentos que agotan el magnesio y por suelos agrícolas inadecuados. El mineral también es esencial para la salud del corazón, huesos fuertes y función del sistema nervioso central, según se informa en The Magnesium Miracles, de la Dra. Caroly Dean, doctora en medicina y naturópata en Kihei, Hawái.

Sanación de amplio alcance

Las personas que sufren de dolor crónico a menudo encuentran alivio al flotar porque la disminución de la gravedad permite al cuerpo relajarse totalmente. La serenidad acompañante libera las endorfinas naturales del cerebro hacia el torrente sanguíneo, las que actúan como analgésicos naturales, informa Hutchison.

goodluz/Shutterstock.comLa gran tranquilidad de flotar puede aliviar algunos problemas mentales. “Hemos tenido varias personas con trastorno de estrés postraumático. Un hombre ha regresado seis veces y dice que ha avanzado más en los últimos tres meses mientras flotaba que en los últimos cinco a diez años”, dice Andy Larson, propietario de Float Milwaukee.

Los atletas aprecian flotar ya que les acorta el periodo de recuperación de las lesiones mediante el aumento el flujo sanguíneo, para ayudar a sanar los músculos adoloridos; se facilita un estado de calma ideal para implantar ideas en el subconsciente y les permite visualizar un mejor desempeño.

Descubrimientos dentro

Los flotadores pueden caer en lo que los especialistas del sueño llaman un estado hipnagógico, lo que significa que están aptos para tener sueños vívidos mientras están despiertos. También conocido como Etapa 1 del sueño, es la condición más somnolienta que experimentamos mientras estamos conscientes. Esta es la explicación científica para los informes de visiones o momentos “eureka” de resolución de problemas en el tanque, dice Hutchison.

Este fenómeno puede ser especialmente beneficioso para artistas creativos. “Tenemos una niña que cada vez que sale del tanque tiene una idea para una nueva pintura”, dice Gray. También asiste con regularidad un compositor que ha trabajado con cantantes famosos que ha experimentado ideas innovadoras mientras flota.

Flotar está entre las raras modalidades de sanación que pueden beneficiar el cuerpo, la mente y el espíritu en solo una hora, junto a otros beneficios.


Gina McGalliard es escritora independiente radicada en San Diego, CA. Comuníquese en GinaMcGalliard.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags