Cuidar a otros prolonga la vida




Nestor Rizhniak/Shutterstock.com

Los investigadores de varias universidades internacionales han encontrado que los adultos mayores que proveen servicios de cuidado viven más que aquellos que no lo hacen. Los científicos analizaron datos de sobrevivencia e información recogida del Estudio sobre el Envejecimiento de Berlín con 500 adultos mayores de 69 años desde 1990 a 2009. Compararon las tasas de sobrevivencia de las personas que cuidaron hijos, nietos y amigos, contra aquellos que no lo hicieron.

De las personas analizadas, la mitad que cuidó a sus nietos o hijos todavía estaban vivos 10 años después de su primera entrevista en 1990. Cuidar miembros que no son de la familia también produce resultados positivos, con la mitad de las personas viviendo durante siete años luego de la entrevista inicial. Por el contrario, 50 por ciento de aquellos que no participaron de cuidar a alguien murieron cuatro años después de la entrevista.

Los investigadores advierten que el cuidado debe hacerse con moderación. Ralph Hertwig, director del Center for Adaptive Rationality y el Max Planck Institute for Human Development, en Berlin, Alemanía, explica, “Un nivel moderado de participación en el cuidado parece tener efectos positivos en la salud, pero estudios previos han demostrado que una participación más intensa causa estrés, lo que tiene un efecto negativo en la salud física y mental.”

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags