Alerta sobre el fluoruro

El exceso de fluoruro en los alimentos y el agua del grifo es nocivo para las mascotas



Monika Wisniewska/Shutterstock.com

En 2009 un estudio del Environmental Working Group (EWG) encontró que las harinas de huesos animales y los subproductos animales usados en ocho de las diez marcas principales de alimentos para perros contienen cantidades de fluoruro 1.6 a 2.5 veces más altas que las dosis máximas recomendadas por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) para el agua del grifo. Parte del fluoruro proveniente del agua del grifo usada para manufacturar estos alimentos contribuye a esto. 

Olga Naidenko, Ph.D, investigadora principal del estudio, señala, “Un sistema regulatorio deteriorado y las prácticas sospechosas de algunos dentro de la industria de alimentos para animales ponen en riesgo a innumerables perros debido a la ingesta excesiva de fluoruro”.

El fluoruro está de forma natural en las rocas, el suelo y, por lo tanto, en algunas plantas y abastos de agua. Además de en estos, también entran en los alimentos a través del uso de plaguicidas a base de fluoruro y de las instalaciones procesadoras comerciales. El EWG señala que dos terceras partes de los estadounidenses, al igual que las mascotas y los animales de granja, están expuestos a la fluorización artificial del agua del grifo.

Los peligros del fluoruro para los humanos

Aunque la exposición al fluoruro no ha sido estudiada en perros ni gatos, según el Dr. Joseph Mercola hay suficiente investigación que apunta hacia los peligros del fluoruro en la salud humana, presentes en:  

  • Artritis
  • Cáncer de huesos (osteosarcoma)
  • Fractura de huesos
  • Daño cerebral y un cociente intelectual más bajo
  • Daño a los espermatozoides y aumento de la infertilidad
  • Demencia
  • Trastornos del sistema inmunitario
  • Alteración de la síntesis de colágeno
  • Daño genético y muerte celular
  • Hiperactividad y/o letargo
  • Problemas del sueño (inhibe la melatonina producida por la glándula pineal)
  • Desactivación de 62 enzimas
  • Aumento de la absorción de plomo
  • Aumento de la tasa de tumores y de cáncer
  • Inhibición de la formación de anticuerpos
  • Reducción de la función tiroidea
  • Trastornos musculares

Los peligros del fluoruro para los canes

Los perros corren un riesgo considerable a largo plazo debido a la exposición a niveles inaceptablemente altos de fluoruro. Por ejemplo, la probabilidad de cáncer de hueso en perros es significativamente más alta que en humanos, con más de 8,000 casos diagnosticados cada año en Estados Unidos en comparación con 900 casos en humanos.

Según el EWG, un perro que bebe cantidades normales de agua del grifo estaría expuesto de 0.05 a 0.1 miligramos (mg) de fluoruro por kilogramo (kg) de peso corporal al día. Un cachorro de 10 libras que consume aproximadamente una taza de comida para perros al día estaría ingiriendo alrededor de 0.25 mg de fluoruro por cada kg de peso corporal al día, a base del contenido de fluoruro promedio de las ocho marcas contaminadas estudiadas. En total, un cachorro podría estar expuesto a una cantidad 3.5 veces más alta que la permitida por la EPA en el agua del grifo. Los cachorros de razas de tamaño grande podrían estar expuestos a cantidades más altas de fluoruro debido a que beben más agua.

Sugerencias para una alimentación libre de fluoruro
• Al confeccionar alimentos caseros, evite las sartenes de Teflón, ya que pueden aumentar los niveles de fluoruro en los alimentos.
• Evite cocinar con agua que contenga fluoruro, ya que aumenta la concentración de fluoruro en los alimentos.
• Evite el uso de pastas de dientes o enjuagues bucales a base de fluoruro indicados para humanos para cepillar los dientes de su perro. Los productos dentales para mascotas no contienen fluoruro.

Sin tomar en cuenta el tamaño o el apetito de un perro, la exposición combinada del fluoruro de los alimentos y del agua fácilmente puede tornarse peligrosa. Al consumir el mismo alimento todos los días, consumen más fluoruro que lo que es seguro para lograr un crecimiento normal, lo que conduce a problemas de salud y futuros gastos veterinarios excesivos. 

Cómo prevenir la ingesta alta de fluoruro

El EWG recomienda a los dueños comprar alimentos para perros que no contengan harina de hueso molido y otras harinas a base de subproductos animales. También sugiere que el gobierno establezca límites de fluoruro en los alimentos para perros para proteger a los cachorros y a las razas de mayor tamaño que son los que corren más riesgo de desarrollar cáncer de hueso.

Javier Brosch/Shutterstock.comEl Dr. Michael W. Fox, veterinario reconocido internacionalmente y expresidente del Humane Society of the United States y del Humane Society International, recomienda proveer a las mascotas agua sin fluoruro, agua de manantial o agua filtrada.

Al preparar alimentos caseros para una mascota, asegúrese de añadir harina de hueso libre de fluoruro y plomo.  Los productores de harina de hueso éticos realizan pruebas para la detección de estos contaminantes. 

Fox sugiere que un buen sustituto puede ser el caparazón de ostras fosilizadas, dolomita o un suplemento sintético o refinado de calcio como lo es el citrato, ascorbato, estearato o gluconato de calcio. O, considere un fosfato tricálcico y dicálcico puro, mezclado con magnesio. 

En su artículo, “Fluoride in Pet Food: A Serious Health Risk for Both Dogs and Cats?” indica: “Con el tiempo el fluoruro se acumula en los animales de granja debido al uso de fertilizantes y suplementos a base de fosfato, suplementos de harina de huesos y de harina de pescado, plaguicidas, pasto y alimentos para animales contaminados. Los huesos, las aletas, branquias (agallas) y escamas a menudo son altas en fluoruro”. Fox recomienda dietas de alimentos crudos para evitar el hueso molido de animales de más edad como el ganado vacuno y las ovejas adultas.


La Dra. Karen Becker es una veterinaria proactiva e integrativa en el área de Chicago, consultora internacional y escritora de Mercola Healthy Pets (HealthyPets.Mercola.com).

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags