Menos sueño da deseos de comer




Una investigación reciente del Centro del Metabolismo, Salud y Sueño de la Universidad de Chicago ha encontrado que el no dormir lo suficiente aumenta en el cuerpo una sustancia química de cannabinoides que hace que la persona quiera comer. El resultado es una falta de control en el picotear.

Los investigadores hicieron pruebas en 14 adultos jóvenes mediante la comparación de los resultados de cuatro noches de sueño normal con cuatro noches de solo cuatro horas y media de sueño. Los investigadores encontraron que luego de la reducción de sueño, aumentó el hambre en las personas, y su capacidad de resistir comer o picotear por la tarde disminuyó.

Este aumento en la urgencia de comer también aumentó significativamente los niveles circulantes de endocannabinoid 2-araquidonoiglicerol, que tuvo su punto pico en la tarde, lo que coincide con el aumento en el antojo de bocadillos o picotear.

“Encontramos que la restricción de sueño aumenta una señal que podría subir el aspecto hedónico de la ingesta de alimentos”, concluye el autor principal del estudio, Erin Hanlon, Ph.D., del Centro Médico de la Universidad de Chicago.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags