Etiquetas mentirosas

Se disfraza con un nuevo término el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa




La Asociación de Refinadores de Maíz ha recurrido a la creación de una nueva etiqueta para el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa (HFCS, por sus siglas en inglés) llamándolo “jarabe de fructosa” o simplemente “fructosa” porque en numerosos estudios científicos se le ha vinculado con la obesidad, la diabetes tipo 2 y el autismo.

El HFCS es un edulcorante químico altamente procesado que se utiliza en muchos alimentos procesados, como panes, galletas, dulces, condimentos y refrescos. Extiende la vida útil de los productos y con frecuencia es más barato que el azúcar, razones principales por las cuales lo utilizan los fabricantes.

El HFCS típico contiene desde 42 hasta 55 por ciento de fructosa. El nuevo término se utiliza cuando los alimentos contienen HFCS-90, el cual “solo” tiene 90 por ciento de fructosa. La identificación del ingrediente HFCS-90 como fructosa le da una luz verde a los fabricantes de alimentos para usar aseveraciones en la etiqueta del producto como “No tiene jarabe de maíz con alto contenido de fructosa” o “Sin HFCS”, llevado de este modo a los compradores a conclusiones erróneas.

 

Bart Hoebel, un profesor de psicología en la Universidad de Princeton, informa que: “Cuando las ratas beben jarabe de maíz con alto contenido de fructosa en niveles muy por debajo de los que se encuentran en el refresco, se vuelven obesas; todas y cada una, indiscriminadamente. Aun cuando se alimenta a las ratas con una dieta alta en grasas, no se observa esto; no todas aumentan de peso”.


Fuente: NaturalNews.com

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags