El secreto de la vida sublime

Saboreando momentos presentes que son perfectos



La vida tiene muchos placeres sublimes: ver el sol nacer sobre el horizonte y observar cómo cambian los colores de las nubes; reírse con el mejor amigo o amiga; sencillamente, sentir la grama, la tierra o la arena bajo los pies descalzos. Los japoneses tienen un término, mono no aware, para ese momento sublime de perfección, justo antes de que desaparezca. A veces se traduce como sensibilidad o conciencia de lo no permanente de las cosas. Podría, por ejemplo, referirse a la belleza de los cerezos en flor; los cerezos vuelven a florecer el año que viene, pero no siempre tenemos la oportunidad de volverlos a ver. Las distracciones cotidianas pueden causar que nos olvidemos de disminuir las revoluciones y los disfrutemos.

El secreto para una vida sublime es prestar mucha atención a los dulces placeres de la vida sin importar cuán pequeños sean y saborearlos antes de que pasen. No hay forma de saber qué día con el clima perfecto será el último antes de que cambie la temporada. El disfrutar de un momento sublime tan fugaz podría significar dejar a un lado los planes del día, pues los placeres de la vida no siempre vuelven otra vez.

Lo fácil que es dejar que la mente divague y olvide concentrarse en el placer de una experiencia y las alegrías que la vida ofrece. Estamos en peligro de perdernos la vida sublime cuando constantemente le damos prioridad a “lo que hay que hacer”, en lugar de lo que es más valorado. Pronto, puede parecer que las historias de nuestras vidas están siendo escritas por otra persona.

Olvidamos el poder que tenemos para ser nuestros propios narradores y comprometernos con conciencia plena sobre cómo vamos a pasar cada hora. Los cuentos no satisfactorios pueden ser reemplazados cuando vivimos de acuerdo a una nueva historia que escribimos cada día, como: “Mi vida es una extraordinaria aventura”, o “Estoy siendo fiel a mí mismo y esto me permite ayudar a otros a sanar”.

Mientras más nos enfocamos en lo que nos da felicidad, revitalización, propósito o significado, más fácil será actualizar las prioridades y desechar todas las líneas de la trama y los eventos que parecen guiones escritos por otros. Entonces, podemos hacer un nuevo compromiso para escribir y vivir una nueva historia más satisfactoria para nosotros mismos. Podemos pausar para contemplar nuestro poder de ser narradores y siempre permanecer plenamente presentes y conscientes de los momentos sublimes.


Carl Greer, Ph.D., Psy.D., es psicólogo clínico, analista junguiano y chamán practicante. Es profesor en el C.G. Jung Institute de Chicago y es parte del personal en el Replogle Center for Counseling and Well-Being. Comuníquese en CarlGreer.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags