Salud visual para perros

Diez alimentos para mantener aguda la visión de los perros



Los alimentos principales de diversos colores están repletos de nutrientes y protegen contra los problemas de la visión, como atrofia progresiva de la retina, uveítis, cataratas y glaucoma.

A continuación, 10 alimentos que se considera ayudan a prevenir y proteger contra los problemas de la visión. Los nutrientes claves para los ojos incluyen: antocianinas, betacaroteno, carotenoides, glutatión, licopeno, ácidos grasos esenciales omega-3, fitonutrientes—y la combinación especial de luteína y zeaxantina, en ocasiones, denominadas como el “bloqueador solar para los ojos”. 

Una forma sencilla de servir estos potentes alimentos repletos de nutrientes es majándolos. Sencillamente combine varias tazas de frutas y vegetales en el procesador de alimentos con media taza de agua filtrada y mezcle. Puede echar esta mezcla cruda por encima de la comida regular de su perro. Si prefiere cocerlos, corte las frutas y los vegetales y colóquelos en una olla de tamaño mediano con agua filtrada y par de cucharadas de aceite de oliva de primera prensada. Cueza a fuego lento, enfríe y sirva. Puede añadir pescado o huevo.

Los arándanos azules contienen dos carotenoides saludables para los ojos: luteína y zeaxantina. También contienen antocianinas, fitonutrientes que alimentan la visión y que se sabe ayudan con la visión nocturna, según un estudio publicado en el Journal of Biomedicine and Biotechnology. De igual forma, la investigación llevada a cabo por la Universidad de Oklahoma sugiere que los flavonoides en los arándanos azules, como rutina, resveratrol y quercetina, pueden ayudar a prevenir la atrofia de la retina. Sus componentes de selenio y cinc también ayudan a apoyar la visión, según un estudio del Instituto Nacional de Oftalmología. En The Journal of Agriculture and Food Chemistry un artículo señala que el consumo de arándanos azules puede estar asociado con una reducción de la fatiga ocular.

Los beneficios del brécol en contra del cáncer son conocidos por todos, pero también es considerado uno de los mejores vegetales para la salud ocular. Además de ser una buena fuente de luteína y zeaxantina, está repleto de betacaroteno. Al utilizarlo, no deseche las hojas, ya que contienen aún más betacaroteno que los tallos y las flores. Los investigadores de la Escuela de Medicina Johns Hopkins descubrieron que el brécol y sus germinados protegen la retina contra el daño de los radicales libres, quizás debido a un compuesto llamado sulforafano que fortalece las defensas del cuerpo contra los radicales libres.

Hay 100 variedades de zanahorias, cuyos colores van de púrpura oscuro y blanco a anaranjado brillante. Cada una de estas variedades son almacenes de nutrientes y proveen vitamina A, betacaroteno, vitaminas C, D, E y K, además de riboflavina, niacina, calcio, potasio, fósforo, sodio, hierro, magnesio, manganeso, azufre, cobre y yodo. El dicho de que las zanahorias son buenas para la visión es cierto. Incluso contienen licopeno y luteína, fitonutrientes que protegen contra los rayos UVB y el daño causado por los radicales libres.

Los peces de agua fría, como el salmón, el atún, la merluza y las sardinas, son ricos en omega 3, especialmente en ácido eicosapentaenoico (EPA, por sus siglas en inglés) y ácido docosahexaenoico (DHA, por sus siglas en inglés), que son ampliamente reconocidos como indispensables para la salud de las células. El DHA compone el 30 por ciento de los ácidos grasos de la retina. Según los investigadores de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, los niveles particularmente altos de omega 3 en las sardinas protegen la salud de la retina. 

Los huevos son ricos en cisteína y azufre, dos componentes del glutatión. El Cataract Health News informa que se ha descubierto que los compuestos que contienen azufre protegen contra la formación de cataratas. Las yemas de huevo contienen luteína, y un estudio de la Universidad de Massachusetts descubrió que consumir un huevo al día aumenta los niveles de luteína y zeaxantina en la sangre. Cabe señalar que las concentraciones séricas de lípidos y lipoproteínas en sangre permanecieron estables.

Ajo. Los investigadores de la Universidad de Oregón sugieren que el ajo, rico en azufre, es importante para la producción de glutatión, una proteína que actúa como un antioxidante para el lente del ojo y que puede ser clave en la prevención de algunos problemas visuales.

La col rizada es una excelente fuente de luteína y zeaxantina. La Asociación Americana de Optómetras indica que estos antioxidantes especiales actúan como “gafas internas contra el sol”.  Añada betacaroteno a la mezcla y la col rizada se convierte en un contrincante del estrés oxidativo.

El color naranja de la calabaza es una buena señal de que está repleta de carotenoides como betacaroteno, que ayuda a neutralizar los radicales libres. La luteína y la zeaxantina que contiene, por lo general, promueven la salud visual y ayudan a proteger contra la degeneración de la retina.  Incluso, las semillas son beneficiosas ya que contienen omega 3, cinc y fitoesteroles para aumentar la respuesta inmunitaria en perros.

Las batatas están repletas de betacaroteno y antocianinas, estas últimas son ricas en antioxidantes y contienen propiedades antiinflamatorias.

Los tomates son famosos por el licopeno, un carotenoide y fitonutriente característico en los vegetales rojos. Este poderoso antioxidante ayuda a proteger contra el daño solar y la degeneración de la retina y su rol en la prevención efectiva contra el cáncer ha sido muy bien  documentada. Los productos procesados de tomate contienen niveles más altos de licopeno que el fruto al natural.


Audi Donamor contribuye regularmente con el Animal Wellness Magazine, de donde se adaptó y usó con autorización este artículo (AnimalWellnessMagazine.com).

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags