La lucha contra la grasa

Al igual que nosotros, las mascotas tienen que comer saludable y mantenerse en movimiento



La obesidad, una enfermedad severa y debilitante, es la enfermedad nutricional más común tanto en los animales como en las personas. La encuesta más reciente llevada a cabo por la Asociación para la Prevención de la Obesidad en las Mascotas (APOP, por sus siglas en inglés) en la que participaron 121 veterinarios en 36 estados y los datos que la corroboran de la Asociación Americana de Médicos Veterinarios revelan que tenemos 80 millones de gatos y perros obesos; eso es más que el 58 por ciento de los perros y el 52 por ciento de los gatos domesticados. “La obesidad en las mascotas continúa siendo una amenaza para las mascotas de nuestra nación”, indica el Dr. Ernie Ward, fundador de APOP, desde la sede de la organización en Calabash, Carolina del Norte.

El consenso médico actual establece que un animal es considerado obeso si su peso está por lo menos un 15 por ciento por encima de su peso ideal. Pero una forma más precisa de saberlo es mirando la composición del cuerpo: medir el animal de arriba a abajo y de lado a lado y ver la profundidad hasta las costillas y la columna vertebral.

Problemas de salud

Los animales no nacen gordos. La obesidad es resultado del exceso de calorías en los alimentos, las recompensas y las golosinas, combinado con la falta de ejercicio. Las personas piensan que les estamos demostrando amor al darles galletitas u otras golosinas, pero lo que realmente estamos haciendo es matando lentamente a nuestros compañeros con compasión y creando problemas médicos futuros dolorosos y costosos.  

Estos pueden incluir cáncer, problemas cardiacos, complicaciones causadas por la terapia farmacológica, dificultad para respirar, intolerancia al calor, hipertensión, enfermedad de los discos intervertebrales, condiciones ortopédicas (incluida artritis), letargo y rotura de ligamentos.  Además, el exceso de grasa corporal, en el primer lugar donde se deposita es en las cavidades del pecho, el abdomen y debajo de la piel, lo que puede causar el desarrollo de hipotiroidismo y diabetes mellitus, así que examine a los animales que están sobrepeso para ver si tienen alguna de estas condiciones antes de comenzar un tratamiento contra la obesidad.

Atacar la obesidad significa limitar las calorías y aumentar el ritmo metabólico con un programa controlado de ejercicio. La dieta y el ejercicio son los dos factores más importantes para combatir la grasa.

Comer correctamente

Cambiar a los alimentos “lite” para mascotas que venden en los establecimientos es inadecuado porque muchos están diseñados para mantener, no perder peso. Además, muchos productos contienen químicos, subproductos e ingredientes poco saludables que se usan como relleno. Este tipo de producto no puede estar más lejos de lo que es un programa holístico.

Una dieta casera baja en calorías es la mejor opción para los animales obesos. Lo segundo es una dieta procesada para el “manejo de la obesidad” disponible a través de veterinarios, aunque muchos de estos también contienen químicos, subproductos e ingredientes que se usan como relleno. Dichas dietas pueden usarse para alcanzar un peso meta y luego deben remplazarse con una dieta casera de mantenimiento.

Entre los dueños de mascotas gorditas, el 45 por ciento piensa que su perro o gato tiene un peso normal.
~ Asociación para la Prevención de la Obesidad en las Mascotas


Los alimentos altos en fibra funcionan bien para perder peso ya que aceleran el metabolismo. La fibra vegetal disminuye la grasa y la absorción de glucosa. Los niveles fluctuantes de glucosa causan que se libere más insulina, lo que puede conducir a diabetes; como la insulina es necesaria para el almacenamiento de grasa, es preferible mantener los niveles bajos y estables.

Opciones de suplementos

Varias terapias naturales pueden ser útiles para tratar la obesidad en los animales. Estas incluyen hierbas como la cayena, el jengibre, la mostaza, el extracto de habichuelas blancas, el cromo, la carnitina, el ácido hidroxicítrico (HCA, por sus siglas en inglés), el epigalocatequina galato (EGCG) y la coenzima Q10. Todas han sido usadas con diferentes grados de éxito, aunque ninguna ha sido investigada a fondo o comprobada clínicamente.

Un suplemento llamado Vetri-Lean parece ser prometedor. A base de un extracto de habichuelas blancas, ha reducido la digestión del almidón hasta en 75 por ciento en los estudios clínicos de la compañía. La fórmula también contiene EGCG de extracto de té verde para acelerar el metabolismo, inhibir la actividad de las enzimas digestivas que descomponen los carbohidratos y ayudar a mantener niveles normales de insulina en la sangre, lo que ayuda a disolver la grasa y controlar el apetito. El polinicotinato de cromo, otro ingrediente, también ayuda a controlar el apetito, desarrollar músculo y reducir la grasa. 

El ejercicio es clave

Al igual que los humanos, un programa regular de ejercicios supervisados es esencial para la salud de las mascotas. La experiencia ha demostrado que debe estar acompañado de un plan de dieta y suplementos para lograr los resultados máximos para las mascotas con sobrepeso. Junto con quemar el exceso de calorías, aun el ejercicio leve ayuda a reducir el hambre, mejorar la fortaleza muscular y la capacidad aeróbica y mejorar el funcionamiento de los órganos. Además, como los veterinarios indican, la actividad sirve de estímulo mental tanto para los animales como para sus custodios y a la vez disminuye los problemas de conducta.

No hay un programa específico de ejercicio que sea el mejor para todos los animales, así que se debe crear un plan sensato y personalizado a base de las necesidades y habilidades de cada mascota. Consulte con un veterinario para determinar cuál es el mejor régimen. Como siempre, la prevención es mejor que la cura, así que mantenerse alerta a las señales de esas libras adicionales y evitar que el animal se ponga obeso es lo mejor.


El Dr. Shawn Messonier es autor de los libros The Arthritis Solution for Dogs, 8 Weeks to a Healthy Dog y del galardonado libro Natural Health Bible for Dogs & Cats. Su Paws & Claws Animal Hospital está localizado en Plano, TX. Encuentre sugerencias útiles en PetCareNaturally.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags