Mejores huesos para los niños con celiaquía




La celiaquía, o enfermedad celíaca, es un trastorno intestinal caracterizado por una intolerancia a la ingestión de gluten, proteína que se encuentra en el trigo, la cebada, el centeno y otros granos. Aunque puede ocurrir a cualquier edad, la condición afecta más comúnmente a niños entre las edades de 9 a 24 meses, y una de sus complicaciones más comunes es la enfermedad metabólica de los huesos. La reducción en la densidad mineral del hueso puede llevar a la incapacidad de desarrollar masa ósea óptima en niños y pérdida de hueso en adultos, aumentando el riesgo de osteoporosis y fracturas.

Un artículo reciente publicado en la revista Nutrition Reviews informó que una dieta libre de gluten promueve un aumento rápido en la densidad ósea y conduce a una recuperación de la mineralización del hueso. Si se establece un diagnóstico y tratamiento antes de la pubertad, los niños podrían lograr tener una masa ósea óptima, lo que puede prevenir la osteoporosis en la vida adulta. Los suplementos dietéticos de calcio y vitamina D aumentan la densidad mineral en los huesos de los niños y los adolescentes. Una dieta libre de gluten mejora, aunque raramente normaliza, la densidad mineral ósea en adultos con celiaquía.

“Nuestros hallazgos refuerzan la importancia de llevar una dieta estricta sin gluten, que hasta el momento es el único tratamiento científicamente probado”, concluyen los autores. “El diagnóstico temprano y la terapia son críticos en prevenir las complicaciones asociadas como la densidad mineral ósea”.


Fuente: Wiley-Blackwell

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags