Los niños estadounidenses no toman suficientes líquidos




Un estudio de 2015 del Centro para el Control de las Enfermedades ha encontrado que más de la mitad de los niños estadounidenses están deshidratados. La investigación analizó datos desde

2009-2012  provenientes de la Encuesta del National Health and Nutrition Examination en niños de las edades de 6 a 19 años. El estudio también encontró que los niños varones tenían 76 por ciento de mayor probabilidad de estar deshidratados, y los afroamericanos un 34 por ciento de mayor probabilidad de no beber suficiente agua en comparación con los caucásicos estadounidenses.

“La deshidratación significa cientos de miles de hospitalizaciones cada año debido a un número de enfermedades que pueden conducir al agotamiento de líquidos y electrolitos en el cuerpo”, dice el Dr. Daniel Rauch, profesor de pediatría en la Escuela de Medicina Mount Sinai, en la Ciudad de Nueva York.

Puede ser difícil para los padres medir el nivel de deshidratación en sus hijos. Los investigadores de la Universidad de Arkansas han determinado que el color de la orina provee un indicador confiable de los niveles de hidratación, con la orina más oscura que indica aumento en los niveles de deshidratación.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags