EPA: un perro guardián con bozal

E.G. Vallianatos busca frenar a la agencia



foto por Sonja Stump

E.G. Vallianatos cree firmemente que la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) está fallando en protegernos de forma adecuada. Su profunda convicción tiene sus raíces luego de haber trabajado por 25 años para la agencia.

Su último libro, Poison Spring: The Secret History of Pollution and the EPA, en coautoría con el periodista ambientalista McKay Jenkins, es una crónica de lo que él atestigua son numerosos casos de falta de cumplimiento, corrupción, mal uso de la ciencia y de la confianza pública que la han transformado en “una agencia de protección del contaminador”. Él documenta, de manera especial, los peligros de los químicos que entran a nuestro aire, suelo y agua todos los días, que son aprobados—o algunas veces, ignorados—por la agencia.

Es el autor de cuatro libros previos, incluidos Harvest of Devastation y This Land is Their Land: How Corporate Farms Threaten the World, y bloguea para The Huffington Post. Vallianatos, que hizo su transición luchando por la integridad dentro de la EPA en el 2004, recomienda maneras para cambiar cómo la agencia opera. Las necesidades claves incluyen mejorar la selección de vertederos, refinerías de petróleo y manufactureros; y apoyar fuertemente la agricultura orgánica sostenible y de menor escala.

De los muchos casos que usted cita de la EPA de no poder frenar los delitos de la industria, ¿Cuáles son las señales más convincentes del problema?

Tiene que ver con los laboratorios que hacen pruebas para la salud de los humanos y los efectos ambientales de los químicos utilizados por los agricultores y los fabricantes de medicamentos. Adrian Gross, de la EPA, descubrió de manera accidental el mayor fraude [en este campo], cometido por un laboratorio masivo a las afuera de Chicago de nombre Industrial Bio-Test, que fue confirmado por colegas inspectores en la Administración Federal de Drogas y Alimentos y eventualmente por la EPA. Estaban siendo pagados por la industria para hacer pruebas con sus químicos en lugar de llevar una contabilidad honesta de los químicos registrados aprobados por el gobierno, arreglaban los números para asegurarse la aprobación de las drogas o los químicos.

La EPA cerró este laboratorio en 1983, pero todavía continúa subcontratando muchas de sus responsabilidades. A pesar de esto y de otras actividades criminales, todavía el gobierno permite que la industria química haga pruebas de sus propios químicos. Se crea una tremenda duda sobre la fiabilidad y credibilidad del proceso. Es el talón de Aquiles del sistema regulatorio. La ciencia ha sido la mayor víctima de esta manipulación. Se le debe prohibir a la industria que prueben sus propios productos y necesitamos establecer verdaderos laboratorios independientes.

En Poison Spring, ¿qué usted quiere decir con: “Las mujeres han estado recibiendo la peor parte de la contaminación mundial”?

En 1977, un ex colega testificó en el Congreso sobre el descubrimiento de DDT y otros químicos en la leche materna. Hoy día, encontramos que se incluyen muchos más químicos ampliamente usados como el herbicida de Monsanto, el glifosato. La leche materna ha sido contaminada por lo que come, respira y bebe la madre. Incluso más allá de la leche, no tienen otra opción de no pasar lo que está en sus cuerpos a los recién nacidos. Hemos obligado a las mujeres a poner en riesgo la próxima generación. Si alguien quiere saber el factor más grande sobre por qué está fallando el sistema del cuidado de la salud, es por esto.

La fractura hidráulica es la última crisis en la que la EPA está, en sus propias palabras, “otra vez mirando para otro lado”. ¿Cómo podemos detenerlo?

La fractura hidráulica envía tremendos volúmenes de agua mezclada con más de 100 químicos tóxicos profundamente en la Tierra, utilizando una presión intensa, rompiendo la roca madre y otros sedimentos para liberar gas y quizás petróleo. Esto no solo contamina el agua subterránea, sino que deja escapar gas metano a la atmósfera, calentando el planeta. También causa muchos terremotos. Las personas pueden exigir la prohibición de esta práctica en sus vecindarios. Los estados y las comunidades han empezado a hacerlo.

¿Es posible que la EPA se convierta de verdad en independiente, y cómo podemos seguir adelante juntos hacia una integridad?

A medida que más personas se ven afectadas por la manera como la industria está envenenando nuestro ambiente, se enfrentarán a la realidad que necesitamos que la EPA sea más fuertemente protectora y esté aislada de la corrupción política que ha estado atando sus manos.

Me encanta que la EPA emplee a muchos científicos de vital importancia y capaces. Las críticas provienen de la corrupción en general por el sistema político. Necesitamos tener una Corte Suprema estilo EPA con un administrador general que designe diputados, personas con integridad que sean abiertas de mente sobre qué debe hacerse en este país para ser saludables.


Randy Kambic es escritor independiente y editor radicado al sureste de la Florida, quien contribuye con regularidad para Natural Awakenings.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags