Más plásticos, más niños obesos




Una relación de causalidad entre la epidemia de obesidad infantil y los ftalatos comúnmente utilizados en los plásticos suaves, empaques y muchos otros productos del cuidado personal, se está haciendo más evidente. Un estudio llevado a cabo en Corea en el Hospital Sanggye Paik de la Inje University College of Medicine, en Seúl, muestra que el riesgo de obesidad infantil aumenta con los niveles de DEHP (di-2-ethilhexil ftalato) en la sangre.

El estudio indica que los ftalatos podrían cambiar la expresión de genes asociada con el metabolismo de la grasa. Se sospecha que el DEHP, en particular, es un interruptor de la función endocrina o un agente que altera las hormonas. Los niños con los niveles más altos de DEHP tenían casi cinco veces mayor probabilidad de ser obesos que los niños con los niveles más bajos. Los científicos estudiaron 204 niños entre las edades de 6 a 13, de los cuales 105 eran obesos.

El DEHP se encuentra en algunos juguetes de niños al igual que en una gran cantidad de artículos del hogar por ser un químico de uso común para ablandar plásticos. Los ftalatos pueden encontrarse en los chupetes, empaques plásticos para comidas, equipo médico y materiales de construcción como los pisos de vinilo. Los productos del cuidado personal como el jabón y esmalte de uñas también pueden tener ftalatos.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags