Siga al ciclo de vida

Calculando los números de los productos que consumimos



Todos los productos que consumimos tienen un ciclo de vida, o un periodo de impacto ambiental. Según el informe La Situación del Mundo 2012: Transformando culturas del consumismo a la sustentabilidad, editado por el Worldwatch Institute, la raza humana consume el equivalente en recursos a 1.5 Tierras, o 50 por ciento más de lo sustentable—y eso es sin considerar el crecimiento poblacional estimado. En otras palabras, estamos agotando más recursos de los que el planeta puede renovar; por ende, nuestros hábitos de consumo personal sí importan.

En un mundo ideal, todos los enseres, muebles y equipos electrónicos que utilizamos y luego descartamos estarían certificados como “Cradle-to-Cradle” —de la cuna a la cuna— o C2C. Este término fue popularizado por el químico alemán Michael Braungart y por el arquitecto estadounidense William McDonough con el propósito de describir productos diseñados para que nunca se conviertan en desperdicio. Usualmente, este tipo de producto está hecho de elementos técnicos que se pueden reusar y de elementos biológicos que se descomponen de forma natural.

Dos ejemplos de productos que están certificados como C2C son los gDiapers—forros de pañales hechos de tela biodegradable que se pueden bajar por el inodoro o convertir en abono—y las telas recicladas Greenwave. Sin embargo, el diseño inteligente y sustentable aún no es la norma, por lo que debemos controlar nuestros hábitos de consumo y desperdicio para así intentar no apoyar tanto a las empresas que contaminan y reducir nuestra contribución a los vertederos, los cuales se encuentran en continuo crecimiento.

Este tipo de evaluación de productos es complicada, ya que el impacto ambiental no es solo lo que le pasa a un teléfono celular, por ejemplo, luego de que lo arrojen en un vertedero. Dicha evaluación también toma en cuenta los químicos utilizados, las toxinas liberadas y la energía fósil que se gasta durante la fabricación y transportación de dicho teléfono.

El Green Design Institute en la Universidad de Carnegie Mellon creó el Análisis Económico de Entrada y Salida del Ciclo de Vida (EIO-LCA, por sus siglas en inglés) para ayudarnos a clasificar las mejores opciones. El EIO-LCA calcula los números de los productos más usados—desde limpiadores del hogar hasta colchones—y nos proporciona una idea más clara de sus impactos. Por tanto, como se explica en su sitio web, “el efecto de producir un automóvil no solo incluye el impacto de la fábrica de ensamblaje, sino que también incluye el impacto de la mina del metal, la fabricación de los elementos electrónicos, el desarrollo de las ventanas, etc. que son necesarias durante la fabricación del carro”.

La tabla que acompaña a este artículo utiliza los números más recientes del EIO-LCA para establecer una comparación entre algunos productos comunes—comienza con el que más usa energía y termina con el que menos usa energía—al igual que las tasas de reciclaje y las opciones propuestas para mantener nuestro propio uso y desperdicio de recursos en su nivel más bajo.


Brita Belli es la editora de E – The Environmental Magazine.

 

Material

Costo de energía para producir una cantidad equivalente a $1,000

Producción de gases de efecto invernadero

Cantidad reciclada, 2006-2008

Tiempo de vida en vertederos

Alternativas

Papel

10,611 kilovatios-hora (kWh)

3,373 libras

63.5 por ciento (2010)

2 a 4 semanas

Utilice papel reciclado, reúse el papel e imprima solo cuando sea necesario.

Envases de cristal

7,778  kWh

3,373 libras

33.4 por ciento (2010)

1 millón de años

En vez de botar las botellas y los envases de cristal, reúselos. Dichos envases se pueden usar para almacenar granos y cereales, guardar galletas y jaleas y podría convertirlos en cristalería. Recicle el resto.

Botellas de plástico

6,361  kWh

2,910 libras

28 por ciento botellas HDPE; 29 por ciento botellas PET (2010)*

450 años

Remplace las botellas de plástico con botellas reusables, que se puedan rellenar y sean para beber—así puede ahorrar dinero.

Bolsas y cintas de plástico

5,889  kWh

2,712 libras

12 por ciento (2010)

Hasta 1,000 años o más

A la hora de ir de compras la solución es utilizar bolsas de tela. Dependa de bolsas reusables (en vez de bolsas de plástico) para guardar la comida y las sobras.

Alfombras

5,083  kWh

2,469 libras

8.1 por ciento (2009)

Hasta 20,000 años

Compre alfombras hechas con materiales reciclados y que cumplan con las metas de fin de vida del Carpet Area Recovery Effort (CARE). También existen losetas de alfombra eco amigables que pueden ser remplazadas individualmente.

Jabones y productos de limpieza

3,500  kWh

1,715 libras

No aplica

Las toxinas de los productos de limpieza pueden contaminar las fuentes de agua.

Recicle todas las botellas (usualmente de plástico #2). Compre jabones biodegradables y productos de limpieza que no le hagan daño al ambiente.

Bombillas y partes

2,328  kWh

1,023 libras

De 2 a 6.7 por ciento de las CFL en los hogares
(2009)*

Hasta 1,000 años o más

Compre productos de bajo consumo de energía, como las lámparas fluorescentes compactas (CFL, por sus siglas en inglés) o diodos emisores de luz (LED, por sus siglas en inglés). Recicle las CFL que no funcionen (contienen mercurio) en empresas grandes como Home Depot y Ikea o encuentre un centro de reciclaje en Earth911.com. Considere utilizar bombillas solares para el exterior. 

Colchones

2,281 kWh

1,122 libras

Menos del 10 por ciento (2012)

Hasta 1,000 años o más

Compre colchones hechos con materiales orgánicos y busque un centro de reciclaje para colchones usados en Earth911.com.

Computadoras

1,183  kWh

586 libras

38 por ciento (2009)

Hasta 1,000 años o más

Compre equipo electrónico fabricado con componentes reciclados y busque un centro de reciclaje para computadoras viejas en sitios como Earth911.com.

Teléfonos celulares y aparatos inalámbricos.

1,322  kWh

665 libras

8 por ciento (2009)

Hasta 1,000 años o más

Solo compre un teléfono celular nuevo cuando lo necesite; y luego, recicle el teléfono usado en una tienda verde o en línea en SecureTradeIn.com o dónelo a un portal de caridad como ReCellular.com.

 

*HDPE significa Polietileno de alta densidad; PET significa Tereftalato de polietileno; CFL significa lámparas (o bombillas) fluorescentes compactas.

Entre las fuentes adicionales se encuentran epa.gov, PaperRecycles.org y ProductStewardship.us.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags