Se cuestiona la detección en salud del seno




El mes de octubre es el Mes de Concienciación sobre Cáncer de Mama y miles de bienintencionados proveedores de cuidados de salud continuarán recomendando las mamografías. Sin embargo, un creciente cuerpo de investigación sugiere que la mamografía con rayos X puede que no sea el mejor método de detección, al menos anualmente, e incluso el Instituto Nacional del Cáncer señala daños potenciales que van desde resultados falsos a más tratamiento de lo necesario y exposición a radiación.

Un estudio de 2006, publicado en la revista British Journal of Radiobiology, reveló que el tipo de radiación utilizado en la detección y que usa rayos X, es más cancerígena de lo que se pensaba anteriormente. Los investigadores escribieron que: “Estudios radiobiológicos recientes han producido pruebas concluyentes de que el bajo uso de energía de rayos X utilizada en la mamografía es cuatro veces—pero posiblemente hasta seis veces—más efectiva en daño mutacional que la energía de rayos X más alta”.

Peter Gøtzsche es director del Centro Nórdico de Cochrane y autor de la revisión sistemática más importante de 2001, Screening for Breast Cancer with Mammography, y concluyó que: “La evidencia disponible confiable no ha demostrado un beneficio de sobrevivencia de detección en masa para cáncer de mama”. En 2011, Gøtzsche afirmó: “Se está haciendo más y más difícil el debatir que la mamografía es razonable [su uso] para la detección de cáncer”.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags