El cáncer de seno vinculado a toxinas ambientales




Una nueva evidencia que vincula la contaminación química al cáncer de seno proviene de una fuente sorprendente: un grupo de pacientes masculinos con cáncer de seno en el Campamento Lejeune, una Base de la Marina en Carolina del Norte. Venenos en el agua potable del campamento, incluido benceno, un aditivo cancerígeno en la gasolina, percloroetileno (PEC) y tricloroetileno (TCE), se consideran como causantes; las condiciones en la base también son culpables por tasas inusuales de leucemia y defectos congénitos. El peor período de contaminación en el suministro de agua de la base comenzó tarde en los 1950 y continuó por más de 30 años.

Porque los hombres son más sencillos de estudiar que las mujeres—su riesgo de desarrollar cáncer no se complica con factores como la menstruación, la reproducción, la lactancia y la terapia de remplazo hormonal—la epidemiología podría estar disponible para vincular de forma concluyente los químicos industriales con un aumento en el riesgo de enfermedad para ambos géneros.


Fuente: National Disease Clusters Alliance

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags