Vigilancia casera del agua

Opciones para hacer pruebas y de filtración



La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) establece límites legales a través de toda la nación con relación al agua potable y los contaminantes, incluidos los químicos, desperdicios de animales, pesticidas y desperdicios humanos. Pero las pruebas del Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales (NRDC, por sus siglas en inglés) han encontrado que muchas comunidades se desvían de lo que es seguro. En 2003, NRDC encontró que varias ciudades de los Estados Unidos que fueron estudiadas suplían agua potable que estaba lo suficientemente contaminada como para presentar riesgos potenciales a algunos consumidores; canalizaciones obsoletas y regulaciones débiles fueron citadas como factores principales.

Los nuevos contaminantes están entrando a los sistemas de agua todo el tiempo, incluso rastros de compuestos farmacéuticos que nunca han sido probados o regulados. La Asociación para la Calidad del Agua trabaja junto con la EPA y las universidades para catalogar a los nuevos ofensores. El director ejecutivo de la Asociación, Peter Censky, dice: “Dentro de 10 a 15 años todo el mundo va a necesitar aparatos de filtración”. Hasta ese momento, las personas querrán mantenerse al tanto del estado de su agua potable.

Comience investigando si el agua local municipal es filtrada. El agua sin filtrar tiene un alto riesgo de contener partículas dañinas o contaminantes. También, las líneas de los servicios públicos contienen materiales viejos de plomería, por lo tanto, es importante cotejar para plomo y cobre. Los kits de prueba caseros para medir concentraciones de metales como plomo, también están disponibles en muchas de las ferreterías, mientras que los tipos para una gama más amplia de contaminantes químicos y biológicos se pueden conseguir en línea en Amazon (tinyurl.com/3daw5mg).

Para sistemas públicos de agua que sirven a más de 100,000 personas, puede encontrar la información en el sitio de la EPA en internet tinyurl.com/3jbgsxh. Por otro lado, contacte su compañía de agua local directamente para una copia en línea o impresa del Informe de Confianza del Consumidor (Consumer Confidence Report).

El agua proveniente de pozo debe ser probada con regularidad cada año o dos, en especial para la agricultura y los residentes rurales para cotejar la presencia de E. coli y nitratos comunes en las escorrentías. Los departamentos locales de salud o las oficinas de extensión de las universidades pueden dirigir a los dueños de hogares a los laboratorios de pruebas.

Los sistemas de filtración de los hogares pueden ir desde los de punto de uso, a menudo conectados al grifo del fregadero o la máquina de hacer hielo, o debajo del fregadero, hasta todo el sistema del hogar. Incluso un jarro de agua con un filtro de carbón activado puede ser efectivo con relación al costo y asegurar la calidad del agua, aunque solo filtra una pequeña cantidad de agua a la vez.


Encuentre más información en nsf.org/consumer/drinking_water.

Martin Miron es escritor independiente radicado en Naples, FL.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags