Silencio sagrado

Descubra los beneficios del silencio en un retiro



buffaloboy/Shutterstock.com

Las personas que buscan escaparse de las incesantes distracciones, profundizar en su práctica espiritual, aumentar su bienestar y obtener una perspectiva fresca de la vida, están auspiciando los retiros silenciosos de manera creciente.

“Los retiros son una oportunidad especial para entrar a un espacio de sanación donde puede emerger su energía natural, intuición, inteligencia y sabiduría”, dice Thanissara, ex monja budista, cofundadora de Dharmgiri Hermitage, en Sudáfrica y líder de retiros en Spirit Rock Insight Meditation Center, en Woodacre, California.

Sheila Russ, de Richmond, Virginia, ha participado en varios retiros con componentes de silencio, auspiciados por instituciones de tradiciones espirituales que van desde iglesias Bautistas hasta San Benedictino. “Las personas que practican diferentes religiones tienen la misma necesidad de llegar a su interior y escuchar. Si no bajamos las revoluciones y nos tranquilizamos, no podemos escuchar lo que nos pasa”, dice Russ. “Pasar tiempo en contemplación sirve de limpieza y liberación; siento que puedo respirar a nivel mental y espiritual”.

Apoyo científico

Alcanzar el bienestar máximo luego de un retiro puede tener una base neurológica, según una investigación del Instituto Marcus de Salud Integral de la Universidad Thomas Jefferson, en Filadelfia. Los retiros de silencio ayudan a aumentar los químicos del cerebro que tienen que ver con el ánimo, según informa el Dr. Andrew Newberg, director de investigación en esa institución.

El equipo de Newberg hizo pruebas en el cerebro de participantes, antes y una semana después de un retiro Ignaciano, para encontrar cambios significativos en sus sistemas de serotonina y dopamina. “Ya sea a través de oraciones, caminatas o meditaciones, los retiros tienen un aspecto de rituales que predisponen el cerebro a alcanzar una experiencia espiritual”, menciona Newberg.

Qué esperar

Los formatos pueden variar, pero la mayoría de los retiros de silencio comprenden periodos largos de meditación sentada u oración, a menudo alternando con meditaciones caminando u otros movimientos de conciencia plena. Algunos pueden implicar trabajos como barrer el lugar de meditación o ayudar a preparar las comidas.

Llegué a un retiro de silencio muy cansada. Luego de estar en la quietud —en un entorno hermoso con una variedad de actividades tranquilas— volví a tener energía y vida.
~ Comentario sobre un retiro de Unity

“Las tareas que conllevan un trabajo traen la conciencia plena a la cotidianidad”, dice Chas DiCapua, profesor residente en el Insight Meditation Society, centro de retiro en Barre, Massachusetts, quien ha dirigido retiros de silencio y ha enseñado prácticas budistas por 20 años.  “El aspecto comunitario es igual de importante; estar rodeado de personas que apoyan su práctica espiritual puede estimularlo en lo que pudiera ser un camino solitario”.

El silencio no significa estar estático y sombrío, o no pensar, dice David Harshada Wagner, de Ojai, California, cuyos retiros de meditación son tomados de las tradiciones místicas del yoga de la India, vedanta y tantra. “El silencio es más que la ausencia de hablar, es una energía poderosa”, dice Wagner. “Los retiros de silencio son ruidosos, ya que la energía está gritando desde adentro. Debe ser una práctica alegre”.

Pero los retiros no son un paseo. Jennifer Howd, autora radicada en Los Ángeles y facilitadora de conciencia plena, relata sobre los desafíos de su primer día en un retiro de silencio de nueve días en Joshua Tree, California, en sus memorias Sit, Walk, Don’t Talk. Luego de siete retiros, Howd dice que aunque el viaje no ha sido fácil, siempre ha obtenido intuiciones sobre ella misma y la naturaleza de la mente.

GlebSStock/Shutterstock.com

Escogiendo un retiro

Los líderes de los retiros advierten que mientras es bueno no tener expectativas y acercarse a la experiencia con mente abierta, escoja un retiro que cumpla con sus necesidades individuales. El nivel de atención personal en el retiro puede variar grandemente, advierte Thanissara. “Algunos pueden incluir 100 personas o más, dependiendo de instrucciones grabadas sin mucha interacción con el líder de grupo. Un grupo pequeño podría ser mejor para el primer retiro”, sugiere ella.

Thanissara recomienda, que antes de asistir, se debe investigar las credenciales del instructor y comenzar con un retiro de un fin de semana antes de embarcarse en uno de mayor duración. Sin importar la duración, los retiros no siempre son para todo el mundo. “Si está atravesando por un periodo de dificultades emocionales o psicológicas, es mejor discutir sus circunstancias con un maestro en el centro del retiro antes de asistir. Si esta en terapia, hable con su terapeuta”, aconseja DiCapua.

Luego del retiro de vuelta a la vida cotidiana

Luego del retiro, facilite la vuelta a la rutina diaria al tratar de no apresurarse a volver a los viejos patrones de consumo de alimentos y conectarse a los medios, recomienda Howd. “Trate de tomarse uno o dos días de tiempo de para usted. Puede que todavía esté procesando emocionalmente las cosas”.

DiCapua sugiere buscar una práctica similar en la comunidad local para continuar con la experiencia y tener la expectativa de mantener la misma resolución en el hogar que en el retiro. Asistir a retiros de mantenimiento de un  día en sábados o domingos también puede ayudar a mantener la práctica individual. Sobre todo, “Apréciese a usted mismo por haber pensado en asistir a un retiro y haberlo hecho hasta el final”, dice DiCapua. “Puede ser algo radical”.


Conéctese con la escritora independiente April Thompson, en Washington, D.C., en AprilWrites.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags