Lissa Rankin habla sobre cómo moverse del miedo a la libertad



Lissa Rankin tiene muchos sombreros: doctora en medicina, mística, autora, artista, oradora y bloguera. Lo que une muchas de sus aspiraciones es la pasión por ayudar a las personas a tener una salud óptima y a entender cómo la ciencia y la espiritualidad convergen hacia esa meta.

Pasada obstetra y ginecóloga, Rankin es la fundadora del Instituto de Medicina de Salud Integral, en San Francisco, que adiestra a doctores en medicina relacionada con mente, cuerpo y espíritu. Es autora de seis libros que incluyen el éxito en ventas, Mind over Medicine, The Fear Cure y The Anatomy of a Calling. Rankin vive en el Condado de Marin en California y tiene un blog en LissaRankin.com.

¿Cuáles son los signos más comunes que indican que el miedo está afectando nuestra salud?

Cuando las personas están enfermas casi siempre hay un elemento de miedo. Muchos de nosotros hemos tenido una que otra vez un diagnóstico de salud que nos ha asustado, incluso aunque no predisponga a la enfermedad misma, puede estimular el miedo. Estudios de instituciones tales como la Escuela de Salud Pública de Harvard o la Universidad Carnegie Mellon, han descubierto fuertes correlaciones entre el miedo, el estrés y la ansiedad, con asuntos de salud. Cuando el miedo nos predispone a la enfermedad, el trabajar con la raíz de la causa es medicina preventiva. 

Ya sea que se desencadena por algo trivial o real, el miedo activa en el cerebro la respuesta del estrés de “luchar o huir”. El cuerpo tiene mecanismos naturales de autosanación, pero estos solo operan cuando nuestro sistema nervioso está relajado, por lo que tratar con el miedo de manera efectiva es fundamental para el bienestar

¿Cómo podemos distinguir entre el miedo de verdad o falso?

El verdadero miedo es una amenaza real para la supervivencia física, igual que ser amenazado por alguien que empuña un arma. Sin embargo, la mayor parte del miedo es generado por una historia que inventamos en nuestras mentes. Nuestra imaginación desenfrenada, la fuente de una hermosa creatividad, también puede ser una fuerza destructiva, ya que imaginamos todo tipo de escenarios de los peores casos, la mayoría de los cuales no se harán realidad.

El ser humano moderno promedia más de 50 respuestas de estrés al día, lo que indica lo lejos que estamos de nuestra relación con el miedo. La mente está constantemente creando estrategias para obtener lo que quiere y evitar lo que no. Una práctica espiritual puede ayudar a interrumpir los pensamientos que constantemente anda rumiando en nuestra mente sobre lo que podría ir mal.

Prestar atención al miedo ante problemas prácticos, por ejemplo, no poder pagar las cuentas, es útil porque puede evitar que seamos excesivos, como comprar un artículo de lujo innecesario, aunque tenemos encima el vencimiento del pago de la hipoteca. Pero dejar que el miedo falso nos impida seguir un sueño, terminar una relación no saludable o dejar un trabajo tóxico, puede predisponernos a la enfermedad. El miedo es el equivalente emocional del dolor en el cuerpo. Prestar atención cuando surge; tratar de comprender lo que le está diciendo y ver lo que necesita sanar.

¿Cuáles son algunas maneras efectivas de desafiar el miedo falso?

En última instancia, tenemos que entrar en una relación correcta con la incertidumbre; Es la puerta de entrada a la posibilidad. La gente a menudo piensa que el miedo proporciona protección, cuando nuestra intuición, que típicamente requiere un estado mental relajado, es un protector mucho más efectivo. Se han realizado estudios sobre médicos que siguen sus corazonadas sobre la condición subyacente de un paciente, lo que lleva a diagnósticos que salvan vidas.

¿Cómo podemos cultivar el valor, la curiosidad y la resiliencia, en lugar de alimentar nuestros miedos?

Cultivar la práctica espiritual como lo es la conciencia plena, ayuda a poner una pausa entre un sentimiento como el miedo y la reacción que podría tener como resultado. Aprenda a reconocer los sentimientos incómodos e identifique la historia que está girando en su mente sobre lo que está sucediendo. También significa dejar de lado las expectativas cuando las cosas no salen según lo planeado.

El miedo es mi señal para activar una práctica de rendición, dejar que el universo se ocupe. También pediré ayuda para calmar mi corazón y dejar ir los apegos. Para mí, esta práctica que cambia la vida significa que ahora confío más en el misterio que en mi mente. Confío en lo desconocido más que en la ciencia y la lógica; estos últimos pueden ser herramientas útiles al calcular mis impuestos o un trabajo de investigación, pero no confío en que sean el mejor sistema de navegación de mi vida o que me ayuden en situaciones de crisis.

La psicología no es suficiente para abordar el miedo que viene con los gajes del oficio si piensa que somos robots de carne y hueso programados para maximizar el interés propio, solos en un universo hostil. Una vez que aprende a ver las posibilidades y entrega el timón a una inteligencia mayor ordenada y benigna, algo se desenvuelve en el sistema nervioso y nos relajamos en la maravilla del misterio


Conéctese con la escritora independiente April Thompson en AprilWrites.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags