Practique la gratitud y cambie su vida



“He comenzado un diario de gratitud en el que escribo todos los días. Cuando se acaban las bendiciones ‘obvias’, uno tiene que buscar profundamente para así ver todas las cosas pequeñas. Me comprometo a hacer lo mejor para nunca tomar nada o a nadie, bueno o malo, por sentado.”
~ Lisa Henderson Middlesworth

“Un pueblo puede ser una bendición. Los vecinos siempre se unen cuando hay una tragedia o un desastre natural. Los límites disminuyen y los patios se convierten en uno... comemos en la cocina de cada uno, supervisamos los hijos de cada cual, compartimos los vehículos y, en general, nos cuidamos los unos a los otros. Pienso que es la manera en que Dios nos recuerda que somos una familia y cada uno de nosotros provee la fortaleza y la base para el otro.”
~ Colleen Epple Pine

“Mis pérdidas me han dado un compás interno por el que vivo mi vida. Aunque no le deseo a nadie las tragedias que he experimentado, estoy eternamente agradecida por las bendiciones. No pierdo tiempo, sé cómo amar sin miedo.”
~ Joanie Weber Badyna
 

Middlesworth, Pine y Badyna están entre los miles que han adoptado el Reto de la Gratitud (‘Gratitude Challange’) para ayudar a desarrollar su reflejo de gratitud y cultivar una visión más positiva de la vida. La gratitud puede tener muchas formas, pero, por lo general, los participantes se comprometen a reflexionar y expresarse todos los días con la ayuda de una inspiración por correo electrónico de una organización auspiciadora. La práctica de la gratitud puede ayudar a que crezca el aprecio por extraños que mejoran nuestras vidas. También puede profundizar nuestra gratitud por nuestros seres queridos que algunas veces tomamos por seguro.

El empresario retirado Walter Green, al acercarse un cumpleaños muy importante, emprendió un viaje para visitar 44 personas, a las cuales él acredita haber cambiado su vida, para iniciar conversaciones sobre su influencia, las que recoge en su libro This is the Moment! Aunque las relaciones eran ya sólidas, según Green: “En muchos casos, fue la conversación más importante que hemos tenido”.

“El sentir la gratitud y no expresarla es como envolver un regalo y no darlo.”
~ William Arthur Ward


La gratitud es un acto pequeño con una gran recompensa, dice Green. “La persona que recibe la gratitud aprecia saber que hizo una diferencia, pero el dador es el recipiente mayor. Se siente bien al expresar la gratitud, además, nos liberamos de arrepentimientos futuros por no expresarla cuando tuvimos la oportunidad.”

Patricia Brugioni, una enfermera del Christian Science, radicada en Chicago, ha estado compartiendo en las redes sociales tres cosas de las cuales ella está agradecida desde que asumió el reto a principios de este año. “Soy una persona agradecida por naturaleza, pero ahora estoy  reclamando lo bueno que viene a mí y he aprendido a valorar las cosas sin sentirme que me las tengo que ganar”, dice ella.


Conéctese con la escritora independiente April Thompson en AprilWrites.com.
 

Arranques de gratitud

Kindspring.org, el primer reto en línea de gratitud (‘Gratitude Challenge’), juntó 11,000 personas de 118 países. El lugar tiene un portal en la Internet que incluye un kit para comenzar que está diseñado para ayudar a las organizaciones comunitarias a auspiciar sus propios desafíos.

La gratitud puede ser un buen negocio también. Cuatro sucursales canadienses del banco TD cambiaron sus máquinas de ATM para dar un “gracias automático” en el que ofrecían regalos personalizados de alto valor para sus clientes de mayor tiempo y así darles las gracias por su lealtad. Cualquier negocio puede ser creativo en demostrar aprecio de maneras significativas a sus clientes.

Al igual que con cualquier destreza o hábito nuevo, la gratitud necesita ejercitarse hasta que se convierte en una segunda naturaleza. Con solo escribir una página al día en un diario de gratitud o dar las gracias por las mañanas en una oración puede ayudar a mantener el momento.

Edit ModuleShow Tags

Add your comment:
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags