Belleza ecoamigable

Champús, lociones y perfumes hechos en casa hacen maravillosos regalos



Muchos de nosotros nos hemos ido desencantando con productos de belleza que son comerciales y caros que incluyen ingredientes tóxicos e incluso pueden causar cáncer. Afortunadamente, hay alternativas seguras y asequibles—incluidos champús, acondicionadores, cremas hidratantes, sales de baño, exfoliantes corporales y mantequillas—que conseguimos en muchas tiendas de comestibles y de salud natural.

Todos queremos evitar los ftalatos, el alcohol cetílico, el triclosán, el sulfato de sodio laureth, los parabenos y muchos otros químicos venenosos comúnmente encontrados en lociones, cremas, exfoliantes, aceites, perfumes y productos de maquillaje que podrían no aparecer en las etiquetas. “Usted quiere saber qué hay en su producto”, dice Janice Cox, de Medford, Oregón, autora de libros de éxito en ventas como Natural Beauty at Home y Eco-Beauty. “Si usted está haciendo los suyos, usted está en control.”

Cox señala que: “Los ingredientes se absorben a través de la piel, nuestro órgano más grande. Es por esto que algunas medicinas como los parches anticonceptivos, los de alivio del dolor y nicotina son efectivos aplicados externamente; es también la razón por la que los ingredientes tóxicos colocados en nuestra piel pueden ser tan perjudiciales”.

La solución que ella recomienda es sencilla: Los gabinetes de la cocina albergan soluciones para las pieles secas y sin brillo, algo que les sucede a muchos en esta época del año, residuos de champú que resultan en pelos grises y una piel poco brillosa debido a la dieta poco óptima de las festividades.

“Muchos productos requieren solo uno o dos ingredientes y toman poco tiempo de preparar”, dice Cox. “Además, solo cuestan unos centavos. ¿Quién no escogería eso sobre una onza misteriosa de un producto químico que cuesta $30?”

La miel es uno de los favoritos de Cox por varias razones, incluidos sus efectos antimicrobianos: una gota en un granito o picada de insecto puede eliminarlo mientras duermes. “La miel es alta en contenido de potasio, lo que hace casi imposible que las bacterias sobrevivan”, explica ella. Es una buena fuente de vitaminas B de tiamina, niacina, riboflavina y ácido pantoténico, además de minerales como el hierro, el cinc y el manganeso. En este caso, lo que se absorbe a través de la piel está, literalmente, nutriendo todo el sistema de nuestro cuerpo.

La miel es también un poderoso humectante que ayuda a prevenir pérdida de humedad de la piel y el cabello. Cox recomienda echar una cucharada o dos a un baño de agua tibia para aliviar la piel áspera sin la pegajosidad; una mezcla de acondicionador de miel y aceite de oliva produce un cabello sedoso y un tonificador de manzana y miel facilita una piel radiante.

Ella también recomienda un champú fácil de preparar que contiene nada más que jabón natural (como Dr. Bronner’s), agua y un poco de aceite vegetal para cabello seco. “No hace espuma como los champús comerciales, pero deja el pelo más limpio”, dice ella.

Los productos de belleza hechos en casa son una salida natural para cualquier persona que le guste cocinar o hacer artesanías. Haga un lote pequeño—experimente con una variedad de aceites esenciales para crear un olor preferido para satisfacer los gustos individuales y añada o reste cantidades de acuerdo con los tipos de piel o cabello.

“Tome un paso más allá y prepare hermosos paquetes para regalos con tarros, botellas o latas forradas con cintas, trabajos de arte personales o cualquier cosa que salga de su creatividad”, dice Cox. “Sus amigos y familiares se sentirán muy contentos de recibirlos y usarlos.”


Kathleen Barnes es autora de numerosos libros de salud natural y es editora en Take Charge Books. Conéctese en Kathleenb@KathleenBarnes.com.

 

Sales de baño como calmante muscular

Rinde 24 onzas

Este es el baño perfecto para relajarse y refrescar todo el cuerpo. Añada unas pocas gotas de aceite esencial a la mezcla para añadir olor.

1 taza de sal marina o kosher
1 taza de bicarbonato de soda
1 taza de sal de Epsom 

Mezcle todos los ingredientes y viértalos en un recipiente limpio y seco. Derrame una taza de la mezcla en una bañera de agua tibia y permita que las sales se disuelvan completamente. Sumérjase por lo menos 20 minutos, pero no más de 40.

Exfoliante corporal de azúcar crudo

Rinde 10 onzas

El azúcar crudo es muy adecuado para refrescar la piel. El usar un exfoliante corporal nos ayuda a eliminar las impurezas de la piel, permite que la misma retenga más humedad y se vea más saludable. También mejora la circulación, lo que energiza todo el cuerpo.

1 taza de azúcar crudo
½ taza de un aceite liviano como de almendra o semilla de girasol
½ cucharadita de aceite de vitamina E

Mezcle todos los ingredientes y viértalos en un envase limpio. Masajee una cucharada o dos sobre todo el cuerpo para exfoliar y humectar la piel.

Mantequilla para el cuerpo

Rinde 4 onzas

Esta es una crema rica y mantecosa para todo el cuerpo. Contiene cuatro productos bien conocidos para acondicionar la piel.

¼ taza mantequilla de cacao rallada
1 cucharada de aceite de coco
2 cucharadas de aceite suave de ajonjolí
1 cucharada de aceite de almendra
1 cucharada de cera de abeja rallada

Combine todos los ingredientes en un envase resistente al calor. En el microondas o en la estufa, utilizando un baño de maría, caliente suavemente hasta que la mezcla se comience a derretir. Remueva del fuego y mezcle bien hasta que la cera y la mantequilla de cacao se derritan y se unan. Vierta la mezcla en un envase limpio y deje enfriar completamente. Pase una cantidad pequeña de la mantequilla por la piel.

Champú básico

Rinde 8 onzas

Si el cabello es grasoso, se puede omitir el aceite vegetal opcional, pero si el pelo es seco o está maltratado, inclúyalo. Este es un gran champú para todos los tipos de cabello porque es suave en el pelo y no eliminará los aceites naturales.

½ taza de agua
½ taza de jabón líquido natural (como Dr. Bronner’s o cualquier jabón de Castilla)
½ cucharadita de aceite vegetal bajo en grasa (opcional)

Mezcle suavemente todos los ingredientes para no crear espuma. Vierta el champú en un envase plástico que esté limpio. Lávese el pelo normalmente y luego enjuague con agua fría.

Agua de colonia

Rinde 4 onzas

El Agua de Colonia o ‘Eau de Cologne’ se hacía originalmente colocando flores en un jarro con alcohol y una pequeña cantidad de aceite. Se sacaba el aceite perfumado y el alcohol se mezclaba con agua.

¼ taza de vodka o agua hamamelis
¼ taza de agua
2-3 gotas de su aceite esencial favorito o mezcla de aceites (lavanda, sándalo  bergamota, rosa, frangipani, ylang-ylang o jazmín)

Mezcle todos los ingredientes. Vierta en un envase con rociador o botella de agua de colonia. Rocíe o páselo por la piel o el pelo.

Perfume sólido

Rinde 1 onza

El perfume sólido o las esencias siempre han sido populares por su larga duración, facilidad para cargar y por su discreción—solo frótelo en su piel—no es necesario desperdiciarlo rociándolo en el aire.

1 cucharada de cera de abeja
1 cucharada de aceite de almendra
8 gotas de un aceite esencial o mezcla de aceites (melocotón, naranja, sándalo, vainilla o lavanda)

En un envase resistente al calor o cacerola pequeña, caliente suavemente la cera de abeja y el aceite hasta que se derrita. Luego vierta el aceite perfumado y pase a un envase limpio pequeño hasta que la mezcla se enfríe por completo. Frote un dedo por el perfume sólido y aplique en los puntos del pulso o cualquier otro lugar.


Recetas cortesía de Janice Cox, autora de Natural Beauty at Home, Natural Beauty for All Seasons, Natural Beauty from the Garden y Eco Beauty

Edit ModuleShow Tags

Add your comment:
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags