Un asesino llamado azúcar




Un nuevo estudio llevado a cabo en animales de la Universidad de Utah, en Salt Lake City, informa resultados desalentadores. Los ratones hembras que consumieron el equivalente de tres latas de refresco al día, equivalente al consumo humano, duplicaron su tasa de mortalidad por todas las causas. El estudio mostró además que la tasa de fertilidad bajó dramáticamente en los ratones machos, incluida su capacidad innata de defender su territorio. Todos los ratones saturados con azúcar tuvieron un mal desempeño en las pruebas cognitivas.

Los ratones de laboratorio recibieron una dieta en la que un 25 por ciento del total de calorías provino del azúcar (no sirope de maíz alto en fructosa, que también conlleva riesgos adicionales a la salud). Eso es una cantidad de consumo habitual en la dieta estándar estadounidense, fácil de hacerlo en una sentada mediante la ingesta de un refresco de gran tamaño.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags