Los buenos alimentos mantienen el cerebro activo




Una nueva investigación revela que la dieta podría hacer una diferencia al reducir el riesgo de desarrollar la forma más común de demencia, conocida como la enfermedad de Alzheimer. Un estudio publicado por la Academia Americana de Neurología sugiere que comer alimentos que contengan ácidos grasos omega-3, como pescado, pollo, aderezos de ensalada y nueces, podría estar relacionado a niveles bajos en sangre de una proteína llamada beta-amiloide, asociada con el Alzheimer y problemas de memoria.

Para este estudio, 1,219 personas mayores de 65 años y libres de demencia ofrecieron información sobre sus dietas por un promedio de 1.2 años antes de tomárseles pruebas de sangre  para beta-amiloide. Los investigadores observaron específicamente 10 nutrientes, incluidos los ácidos grasos saturados; omega-3 y ácidos grasos poliinsaturados omega-6; ácidos grasos monoinsaturados; vitamina E, C, B12 y D; betacaroteno y folato. Los científicos encontraron que un alto consumo de ácidos grasos omega-3 corresponde con bajos niveles en sangre de beta-amiloide.

En particular, aquellos que consumieron solo un gramo más de ácidos omega-3 que otros, tuvieron un 20 a un 30 por ciento de disminución en los niveles de beta-amiloide en sangre. Un gramo de omega-3 puede obtenerse al comer medio filete de salmón una vez a la semana. Otros alimentos que contienen omega-3 saludable son las semillas de lino, las almendras, las nueces y su aceite, el atún y las sardinas, y en pequeñas cantidades, vegetales como las coles de Bruselas, la col rizada, la espinaca y los vegetales de hoja verde.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags