Compre regalos en ambientes agradables




La investigación reciente pone en relieve lo que el sentido común nos dice, que los estados de ánimo y los sentimientos influyen la calidad de las decisiones de las personas. Un estudio publicado en el Journal of Consumer Research confirma que cuando los compradores se encuentran en un estado de ánimo positivo, toman decisiones más rápidas y consecuentes que los consumidores descontentos.

Los autores del estudio manipularon los estados de ánimo de los participantes al mostrarles láminas de objetos agradables (perritos) o imágenes desagradables (pies enfermos) o preguntando si ellos podían recordar eventos agradables o desagradables del pasado. Luego, los participantes observaron imágenes individuales de un objeto común que podrían considerar comprar. Finalmente, escogieron de una lista aleatoria de adjetivos evaluativos, tanto positivos como negativos.

Las personas en un estado mental positivo no solo respondieron más rápido a los adjetivos, sino que también respondieron más consecuentemente. Por ejemplo, si informaron que les gustaba un objeto, estaban menos propensos a responder luego que les disgustaba.

“Estos resultados tienen implicaciones sobre cómo navegamos nuestro mundo”, informaron los investigadores. “Las decisiones que tomamos sobre el agrado o desagrado de los objetos que nos rodean son fundamentales para decidir a qué cosas nos acercamos o qué cosas evitamos.

El fin de todo esto para los detallistas: conocer y evitar los factores que puedan inducir a estados de ánimo negativos—como vendedores insistentes y ambientes de compra poco acogedores—para poder ayudar a subir las ventas.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags