¿Comer afuera? Coma verde

Restaurantes ecoamigables sirven sostenibilidad



El comer verde no se limita a las ensaladas. Significa que la idea de apoyar lo sostenible va dirigida hacia cada etapa de la comida, desde el uso de ingredientes locales y ahorro de energía hasta el reciclaje y hacer composta con los residuos. Las comidas deliciosas, servidas con consideración, son la meta de los restaurantes de hoy día que son conscientes del ambiente.  Busque primero restaurantes familiares que ya lo estén haciendo bien, pero también hay algunas cadenas que vale la pena considerar.

Con más de 25 millones de tazas de café vendidas todos los días, por ejemplo, los lugares especializados en café y las cafeterías tienen la oportunidad perfecta para comenzar un buen día. 

Green Café Network consultó con otros propietarios y baristas para reducir el impacto ambiental de las tiendas miembros. Equipo eficiente, tazas biodegradables y productos renovables para el piso y las mesas, hacen que la experiencia del lugar sea más sostenible, en especial cuando los compradores seleccionan granos de café orgánico cultivado en sombra y provenientes del comercio justo.

Starbucks Corporation ha ido más allá al diseñar un prototipo de tiendas precertificadas en LEED (acrónimo para Leadership in Energy and Environmental Design). Las tiendas tienen losas de piso recicladas, iluminación reducida, menos gasto de agua y el aire acondicionado fijo tres grados más alto que lo usual.

Souplantation y Sweet Tomatoes ofrece ensaladas frescas, sopas hechas a partir de cero y postres fríos y calientes en sus 120 restaurantes, donde se ofrecen diariamente ofertas para veganos, vegetarianos y alimentos sin gluten. Los envases para llevar alimentos, toallas y servilletas están hechos de material reciclado. Los materiales que se envían a reciclar incluyen vidrio, papel, aluminio y cartón. Incluso a la basura se le da un nuevo rol como parte de un programa de crear composta a través de toda la cadena de restaurantes. Usan calentadores de agua sin tanque y los productos de limpieza son certificados con el Sello Verde (Green Seal).

En Chipotle Mexican Grill, “No es solo un burrito, es una delicia cilíndrica envuelta en aluminio, hecha a mano que apoya la agricultura local y cambia la cultura de alimentos”, declara el sitio en Internet de la compañía. En 2010, Chipotle sirvió cerca de 5 millones de libras de productos agrícolas locales a través de sus 1,000 tiendas, la mayoría en Norte América. La meta general de la compañía para el 2011 es 10 millones de libras.

Dentro de esos burritos, 40 por ciento de las habichuelas son certificadas orgánicas, lo que tiene como resultado 140,000 menos libras de pesticidas añadidas al suelo. La lechuga romana, los pimientos, jalapeños, cebollas rojas, orégano y tomates provienen de fincas operadas por familias. Los clientes californianos también disfrutan de limones y aguacates cultivados localmente.

Los productos agrícolas utilizados en Chipotle típicamente viajan no más de 300 millas hasta sus centros de distribución. Los viajes cortos significan menos quema de combustible y menos gases de efecto invernadero, además de alimentos más frescos y nutritivos que lo que ofrecen los restaurantes menos conscientes del ambiente.

“El ambiente es la base de nuestro negocio; tratamos de ser verde en todo”, explica Mike Vroman, gerente de la tienda en el área de St. Louis. Por ejemplo: “La mayoría de la carne que servimos en esta área es de Missouri o Kansas. Incluso nuestros uniformes están hechos de 100 por ciento algodón orgánico”.

Debido a que los restaurantes alcanzan sus altos niveles de electricidad cuando la comunidad requiere los mismos niveles, Chipotle instaló paneles solares en 75 de sus restaurantes de Texas, mientras que turbinas de aire proveen electricidad al lugar en Gurnee, Illinois, lo que reduce la exigencia energética de mediados de día. El lugar en Gurnee es el primer restaurante en recibir el premio Platino en la categoría LEED.

¿Es posible operar un restaurante sin una lavadora de platos, extractor, horno ni estufa? Sí, si los envases, cubiertos, palillos y vasos están hechos de fécula de maíz o papa. Las comidas Freshii están creadas en bolsas biodegradables, todo natural y segura para los alimentos. Las bolsas hechas a la medida dejan una huella de carbono cinco a siete veces más pequeña que la lavadora de platos más eficiente en el uso de energía.

Incluso el tamaño de la tienda es un factor. El fundador de Freshii, Matthew Corrin, señala: “Según crecemos, nuestras tiendas se construyen más pequeñas, para usar menos materiales, para consumir menos energía, para tomar menos de la Tierra”. Algunas tiendas Feshii son súper eficientes, abarcando solo 150 pies cuadrados.

Si una comida de una hamburguesa, papas fritas y batida le hace sentir culpable, EVOS remueve ambos, la culpabilidad y la grasa, dejando solo el placentero sabor. El producto estrella del restaurante son las Airfries, mejores para los clientes más allá de la preocupación por las arterias.  “Nuestras papas son fritas con aire a altas temperaturas”, explica Jackie Macaluso, embajador comunitario para EVOS, “por lo tanto, no hemos utilizado o reutilizado depósitos de grasa para descartar”.

EVOS genera un tercio de la energía de sus restaurantes mediante turbinas de viento. Para cada tienda esto equivale a eliminar ocho automóviles de la carretera o plantar 32 acres de árboles.


Otros bonos menos notables incluyen pintura libre de compuestos orgánicos volátiles y pisos hechos de materiales sostenibles y ecoamigables, como harina de madera, aceite de linaza, resina, fibra de yute y piedra caliza. Las tiendas de la compañía localizadas al sureste de los Estados Unidos trabajan para concienciar demostrando que incluso los alimentos gratificantes pueden ser más verdes, saludables y aún saber bien, y enseñar a los niños hábitos de buena alimentación.

Claro está, casi siempre encontramos un Subway Restaurant a la vuelta de la esquina. Comprometidos por largo tiempo a servir alimentos frescos y rápidos, la compañía acaba de anunciar recientemente su nueva edición ecológica de certificación LEED. Con 35,000 franquicias en 98 países, los cambios pequeños se suman como grandes bendiciones para el planeta Tierra.

Al limitar el volumen de salmuera de pepinillos encurtidos y pimienta, Subway anualmente ahorra 739,000 galones de agua y 130,000 libras de plástico, además reduce millas al entregar la misma cantidad de productos en menos camiones. Con solo eliminar las hojas de papel entre las lascas de queso se ahorran 450,000 libras de desperdicio de papel; la gran meta de ellos es no llevar ningún desperdicio al vertedero.


Lo más importante que podemos hacer para ser mejores ambientalistas es comer verde todos los días. Es la mejor manera de invertir el dinero en sostenibilidad saludable.


Sandra Murphy es escritora independiente en StLouisFreelanceWriter@mindspring.com.

 

Cómo un restaurante puede ser ecoamigable

El hacer que el medioambiente sea una prioridad no tiene que ser costoso o consumir mucho tiempo. Los dueños y gerentes pueden enverdecer cualquier restaurante local y los clientes apreciarán los resultados. Los siguientes son algunos buenos primeros pasos:

  • Recicle todo lo que más pueda—papel, aluminio, plásticos y vidrio.
  • Recoja los desperdicios de alimentos para que los jardineros locales hagan composta.
  • Cambie los envases y las bolsas de llevar comida hechos de plástico a productos ecoamigables elaborados con fécula vegetal biodegradable; también considere la transición hacia servilletas recicladas.
  • Use suministros de limpieza buenos para el ambiente y que no son dañinos tanto para el personal como para los clientes.
  • Instale aireadores de bajo flujo en los grifos y kits de conversión de bajo flujo en los inodoros para reducir el gasto de agua.
  • Cuando un equipo necesite ser reemplazado, escoja modelos verdes, desde la iluminación hasta los refrigeradores, lo que le traerá ahorros en la factura de la luz.
  • Recuerde, la transición hacia ser verde es un proceso.
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags