¡Buen perrito!

El entrenamiento positivo rinde resultados rápidos



A los perros, independientemente de la edad, les encanta aprender y viven para complacer. Enseñar buenos modales, destrezas sociales y trucos que merecen estar en YouTube a una mascota es una forma de crear un lazo de afecto y diversión con su mascota.
 

“Cuando un perro temeroso o tímido asocia una situación nueva con cosas buenas, este mejora. Me encanta verlo de primera mano”, indica Victoria Stilwell del programa de Animal Planet, It’s Me or the Dog. “Es la base del entrenamiento con refuerzo positivo”.   

Stilwell explica que su método, conocido como Entrenamiento Positivo de Canes, se trata de identificar el comportamiento que le gusta de su perro y recompensarlo por dicho comportamiento. “De esa forma, el buen comportamiento se repetirá, lo que hará que el perro aprenda a vivir en el mundo de los humanos con éxito”. Cada perro tiene su propia idea de cuál es la mejor recompensa, algunos prefieren juguetes, otros alimentos y otros sencillamente aceptación.  

El entrenamiento no tiene que consumir mucho tiempo o ser repetitivo. Una vez usted y su perro aprendan las reglas básicas, las sesiones pueden ser cortas.

El método del clicker

El clic de un pequeño clicker que se usa en el entrenamiento de perros le deja saber a la mascota si ha hecho lo correcto. Tan pronto vemos el comportamiento deseado, hacemos clic con el clicker, lo que es mucho más rápido que si decimos: “buen perro”.

“A los perros les gusta obedecer. Eso les brinda seguridad”.
~ James Herriot, autor de All Creatures Great and Small


Por ejemplo, para que el perro responda a: “Mírame”, siéntese con el perro, el clicker y algunas galletitas para perros. Si el perro se enfoca en las galletitas o mira hacia otro lado, no haga nada.  Si lo mira, haga clic y déle una galletita. Varios clics y galletitas después, el perro se dará cuenta de que hizo algo para ganarse una recompensa. Esté preparado, porque esa conducta estará seguida de una mirada muy específica de usted. Después de eso, el tiempo del entrenamiento será mucho más rápido. 

“Trabaje primero con lo básico”, recomienda la psicóloga Linda Michaels, propietaria de Wholistic Dog Training, en San Diego. “Cuatro órdenes—siéntate, abajo, espera y ven, son la base. Usted puede llevar a cabo mini sesiones de entrenamiento a lo largo del día, como ‘siéntate’ a la hora del desayuno o la cena, ‘ven’ cuando lo llama, ‘espera’ antes de sacarlo a caminar y ‘abajo’ durante los programas de televisión. Continúe practicando durante los anuncios”.    

“Cómo mi perro guía, Hunter, supo qué necesitaba y cómo ayudarme, no tengo idea, pero siento un gran respeto por las capacidades intelectuales de los perros. El entrenamiento es una forma de abrir la comunicación; al igual que con un humano, usted nunca puede estar seguro a dónde lo va a llevar la conversación”, señala M. Shirley Chong, un entrenador profesional que usa el método del clicker en Grinnell, Iowa.

“El entrenamiento positivo le deja saber a su perro que usted es su amigo y que no está en un campamento militar que tiene que seguir instrucciones”, recomienda Patricia McConnell, Ph.D., una entrenadora certificada en conducta animal en Black Earth, Wisconsin, y autora de múltiples libros, incluido The Other End of the Leash. “Cuando su perro exhibe nuevos comportamientos, captúrelos, añada una señal y asígnele un nombre gracioso. Siempre, la base de los mejores trucos ocurren cuando es el perro quien ofrece las mejores ideas”.

Pat Miller, de Peaceable Paws, en Fairplay, Maryland, también respeta a los animales ya que los considera compañeros pensantes: “Usted puede observar cómo descifran el funcionamiento de las cosas”, señala Miller, que funge como editora de entrenamientos en Whole Dog Journal.  Miller también ha estado a cargo del entrenamiento de perros, cerdos, caballos y gatos.

“Para mí, una casa o un apartamento se convierte en un hogar cuando le añado un integrante de cuatro patas con una colita feliz y una medida indescriptible de amor que llamamos un perro”.
~ Roger Caras, presidente emérito de la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad contra los Animales


En particular, se siente muy orgullosa de haber transformado un terrier que en el alberge habían catalogado de inadoptable porque mordía, en un perro feliz y estable que pasea por el Parque Central de Nueva York sin problema alguno. El entrenamiento positivo literalmente le salvó la vida.

Volver a entrenar/asignar un nuevo nombre al mal comportamiento

Con paciencia y conocimiento, saltar encima de las personas puede transformarse en bailar la conga y los gruñidos en “Susurros” o “Dime un secreto”.

El ladrar en exceso puede interpretarse como aburrimiento. “¡No tengo nada que hacer!” O es posible que su mascota esté contestándole a otro perro que usted no puede escuchar. Los cambios de temperatura también hacen que los perros se pongan ansiosos y ladren. Claro está, puede ser que sencillamente quieran que les presten atención. Si descubre la razón, es más fácil encontrar la cura.  

¿Es su perro tímido o temeroso? “No lo coloque en una situación que esté fuera de su zona de confianza”, recomienda Cara Shannon, experta en transformar el comportamiento agresivo en perros, en Austin, Texas. “Deje que observe a una distancia segura, pero sin interactuar, déjelo observar lo que lo rodea desde el interior del automóvil”.  

También cuenta la historia de un perro temeroso en un hogar sustituto que aprendió a trabajar con el olfato (diferenciación de olores) y que ahora puede encontrar un pequeño vial de aceites esenciales escondido en un cuarto. “Los elogios que recibe le dan confianza de intentar otras cosas”, observa Shannon.

Stilwell señala: “Aprender a lidiar con cosas nuevas es de gran beneficio para cualquier animal”.


Sandra Murphy es una escritora en StLouisFreelanceWriter@mindspring.com.

Conéctese con entrenadores positivos: Victoria Stillwell, Positively.com; Linda Michaels, WholisticDogTraining.com; Pat Miller, PeaceablePaws.com; M. Shirley Chong, ShirleyChong.com; Patricia McConnell, PatriciaMcConnell.com; Cara Shannon, BuddysChance.com/Caravacchiano.html.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags