Globos perdidos

Los globos de vuelos lejanos hacen daño a las criaturas marinas




Ekaterina_Minaeva/Shutterstock.com

Los globos llenos de helio se ven lindos cuando son liberados en eventos especiales, pero eventualmente se convierten en basura terrestre ensuciando tierra y agua, a menudo viajando grandes distancias antes de llegar a sus últimos lugares de descanso. Se han registrado tramos de hasta 1,300 millas. Recientemente, la organización La Conservación de los Océanos recogió casi 94,000 restos de globos en el transcurso de un año de operaciones de limpieza.

Según la Agencia Federal de Protección Ambiental, se han encontrado globos de látex en los estómagos de peces, delfines, ballenas, aves y tortugas marinas, lo que bloquea sus tractos digestivos. Un estudio de dos ballenas perdidas en California atribuyó sus muertes a grandes cantidades de desechos oceánicos consumidos. Otro encontró que más de la mitad de una especie de tortuga marina estudiadas tenía basura en el intestino, en su mayoría globos. El problema es tan grave que varios estados y ciudades ya han prohibido los lanzamientos de globos en masa.

Los globos de látex son técnicamente biodegradables, pero ese proceso puede tardar seis meses o más, según la Asociación Nacional de Artistas y Proveedores de Globos del Reino Unido. Otras mejores alternativas incluyen: espectáculos láser, actuaciones musicales, burbujas, banners y personajes inflables reutilizables.


Fuente: Grist.org

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags