En bici por Chicago

Senderos pioneros para bicicletas prometen mejorar el viajar a diario




William Perugini/Shutterstock.com

Chicago ha creado 100 millas de nuevos carriles para bicicletas en los pasados cinco años y planifica añadir, para 2019, otras cincuenta millas de carriles mejorados con aceras para proteger a los ciclistas de los autos. Además de eso, una serie de carriles flotantes y con energía solar a lo largo del Río Chicago está en la  mesa de dibujo; cada milla de recorrido podría costar entre $5 a $10 millones.

La firma de arquitectura SecondShore fue la primera en proponer la idea. “Usted mira el río, y mientras lo que solía ser la arteria comercial principal de la ciudad, ya no lo es”, dice el cofundador de la empresa James Chuck. “Esto encaja con la estrategia económica general del alcalde para la ciudad, cómo es el hacer uso de la infraestructura latente”.

Los caminos flotantes de bicicletas, llamados RiverRide, darían a los ciclistas un lugar verdaderamente libre de automóviles como parte de su viaje diario al trabajo y poder conectarse con carriles de bicicletas existentes. El sistema llenaría huecos en la red, al crear un tramo de alrededor 17 millas de carriles de bicicletas continuos que conectan a 28 barrios.

Flotando sobre pontones de hormigón, los caminos utilizarían energía solar para la iluminación. Los paneles solares podrían también calentar la superficie del sendero para evitar el hielo durante el invierno. Los planes incluyen que los caminos se crucen con los puentes del río de forma que los ciclistas puedan cruzar al otro lado.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags