El pedaleo no tan rápido aumenta los beneficios




Daxiao Productions/Shutterstock.com

Los investigadores de la Universidad de Winchester en el Reino Unido han encontrado que el ciclismo mejora la función cerebral. El estudio hizo pruebas de la función cognitiva a 17 hombres en sus veintes y físicamente activos; lo hicieron antes y después de una sesión de 30 minutos montados en una bicicleta estacionaria. Los resultados mostraron un aumento cognitivo significativo luego de cada sesión.

Ir en bicicleta al trabajo también es una buena manera de reducir nuestra huella de carbón, pero respirar los gases de los tubos de escape de los autos y otros contaminantes es una preocupación para los ciclistas de la calle. Alexander Bigazzi, un experto en transportación en el departamento ingeniera civil y escuela de planificación regional y comunitaria en la Universidad de British Columbia, ha estudiado la relación entre la velocidad de los viajes en bicicleta y la inhalación del aire potencialmente dañino.

Utilizando un modelo de computadora del Censo de los Estados Unidos de 10,000 personas, Bigazzi encontró que la velocidad ideal para montar en bicicleta para inhalar la cantidad mínima de contaminación es entre 7.5 a 12.5 millas por hora (mph), colocando a las mujeres en menor riesgo casi ocho mph y para los hombres un poco más de ocho mph. “Mientras más rápido se mueva, más difícil es respirar, y más contaminación podría potencialmente inhalar, pero también se expone al tráfico durante un período de tiempo más corto. Este análisis muestra dónde está el punto óptimo", dice Bigazzi.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags