Un tribunal italiano vincula el autismo de un niño con una vacuna




El pasado septiembre, un Tribunal de Milán falló a favor de los demandantes que alegaron que tres dosis de la vacuna hexavalente Infanrix Hexa de GlaxoSmithKline que fue administrada a su bebé a partir de 2006, le causó autismo más tarde cuando era un niño. La vacuna es utilizada para polio, difteria, tétanos, hepatitis B, tos ferina y Haemophilus influenza tipo B.

Luego de escuchar a varios expertos médicos, el tribunal dictaminó que lo más probable el niño sufrió autismo y daño cerebral como resultado del contenido de mercurio y aluminio de la vacuna, combinado con una mutación genética en el niño, haciendo mayor la susceptibilidad. El fallo ordenó que se pagaran los daños a través del programa nacional de vacunación del gobierno. La decisión del tribunal también se basó en la lista de posibles eventos adversos de GlaxoSmithKline como resultado de la vacuna, que incluye cinco casos de autismo durante los ensayos clínicos.

Hoy, en los Estados Unidos, la mayoría de las vacunas que rutinariamente se administran a los niños menores de seis años no tienen timerosal, un conservante derivado del mercurio.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags