Alternativas a las vacunas de mascotas

Pasos naturales para fortalecer la inmunidad



Con las mascotas, al igual que con los niños, nos preocupa cuán seguras y necesarias son las vacunas. Aunque los veterinarios holísticos tienden a minimizar el uso de vacunas, su posición principal es contra las vacunas innecesarias. El punto es inmunizar solo cuando sea necesario dependiendo de la mascota en específico y maximizar la inmunidad natural.

A finales de los años 70, en medio del descubrimiento del parvovirus canino, los veterinarios veían muchos cachorros de menos de cuatro meses sufrir de esta misteriosa enfermedad y morir o tener que ser sacrificados. Una vez creada la vacuna, rara vez, se veían morir a las mascotas de parvovirus o de infección por parvovirus. Así que, en ciertos casos, las vacunas pueden salvar la vida.

Sin embargo, la vacunación múltiple innecesaria y simultánea también puede representar un riesgo para la vida, pero los médicos rara vez mencionan este dato. La realidad es que los perros y los gatos necesitan solo una cantidad mínima de vacunas a lo largo de sus vidas. Ninguna mascota necesita todas las vacunas que se fabrican hoy día ni necesita vacunas cada seis o 12 meses.

Las mascotas sí necesitan que las lleven al veterinario una o dos veces al año para exámenes de rutina para detectar enfermedades que afectan el hígado, los riñones, los pulmones, el sistema gastrointestinal y el sistema urinario, al igual que para la detección de cáncer. Las pruebas de sangre y de orina, incluidas las pruebas para cánceres sin diagnosticar, son vitales, fáciles y económicas (cada seis meses para las mascotas de cinco años o más y una vez al año para las de menos edad).

Un buen protocolo es uno similar al desarrollado por la Dra. Jean Dodds, fundadora de Hemopet de Garden Grove, California, una veterinaria holística y experta en vacunación e inmunología animal. Su sistema incluye administrar un número limitado de vacunas a los cachorros y a los gatitos a base de sus necesidades individuales y con una frecuencia no mayor de cada tres semanas para las mascotas de menos de ocho semanas. Siguiendo este método, a los cuatro meses de edad, la mascota habrá recibido de cuatro a seis vacunas, en comparación con el doble o el triple de esta cantidad, que es la apoyada por los fabricantes de vacunas, los criadores de mascotas y la mayoría de los médicos convencionales.   

Este tipo de protocolo de una vacunación juiciosa y limitada ofrece protección contra las peores enfermedades que probablemente podrían ser mortales para un cachorro o un gatito, pero que no afecta su sistema inmunitario natural. De acuerdo a sus necesidades, una mascota también recibe un protocolo de desintoxicación natural para minimizar las reacciones a las vacunas. Los suplementos antioxidantes también pueden mejorar la respuesta inmunitaria.  

A las mascotas adultas se les pueden hacer pruebas de valores en lugar de administrarles vacunas. Estas pruebas miden las respuestas de un animal a los anticuerpos antes de la inmunización o la exposición a enfermedades comunes y garantiza que la mascota tiene la inmunidad adecuada contra una enfermedad específica.  

Todo esto garantiza al dueño que su mascota está protegida contra enfermedades infecciosas sin el riesgo de tener que recibir vacunas múltiples todos los años. En la mayoría de los casos se mantiene el valor protector durante muchos años, lo que previene enfermedades y reduce el número de vacunas que el animal recibe durante su vida.

Las pruebas de valores para la detección de tres enfermedades infecciosas comunes cuestan menos de $100, son más seguras que las vacunas de rutina, protegen el sistema inmunitario, previenen las reacciones a las vacunas y asegura, a los dueños, veterinarios, hospedajes para mascotas, cuidadores e instalaciones de cuidado diurno, que la mascota puede estar en cualquiera de estos lugares de forma segura.

Este enfoque de vacunación mínima es la razón principal por la cual los pacientes de los veterinarios holísticos tienden a vivir más y a tener una vida más saludable en comparación con la mascota promedio. Esto aplica también a los perros de gran tamaño, ya que pueden vivir hasta los 15 a 20 años de edad.

Los veterinarios holísticos realizan vacunación limitada y la complementan con pruebas de valores para garantizar unos niveles de cuidado que satisfacen los estándares aceptados. Basan su enfoque en la ciencia de apoyo de instituciones como el American Animal Hospital Association y el Association of Feline Practitioners a fin de proveer inmunidad segura, comprobada y continua a sus pacientes.


Shawn Messonnier, doctor de medicina veterinaria con práctica en Plano, TX, es el premiado autor de The Natural Health Bible for Dogs & Cats y Unexpected Miracles: Hope and Holistic Healing for Pets. Para más información, visite PetCareNaturally.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags