Perros libres de dolor

Cinco terapias naturales que funcionan



Como los perros no siempre nos dejan saber si tienen dolor, algunas personas piensan que no lo experimentan de la misma forma que nosotros, pero ese no es el caso. Los instintos que conservan de su origen salvaje, por lo general, los hacen esconder el dolor ya que es una señal de debilidad.
 

La realidad es que la artritis y las lesiones musculares o articulares son tan molestas para los perros como para cualquiera de nosotros, y muchas otras enfermedades caninas generan dolor significativo. Aunque los medicamentos convencionales pueden aliviar las molestias, no es la única, ni mejor opción, en muchos casos.

Las terapias alternas pueden ser útiles en el manejo y alivio del dolor y trabajan mejor como parte de un programa de bienestar total para un perro con necesidades individuales. Por eso, siempre es bueno consultar con un veterinario integrativo antes de comenzar cualquier tratamiento nuevo. Juntos, el médico y el dueño, pueden decidir si alguna de las siguientes modalidades puede estar contraindicada en algunas situaciones, por ejemplo, nunca se debe dar un masaje sobre o cerca de un tumor.  

Masaje canino: A los perros les encantan los masajes porque les gusta que los toquen. El contacto físico por parte de otro ser provee un efecto calmante y hace que se sientan mejor. La piel, el órgano más grande del cuerpo, está lleno de receptores sensoriales y terminaciones nerviosas que registran el tacto, la temperatura y el dolor y envían esta información al cerebro.  La terapia de masaje relaja los músculos y estimula las endorfinas, aumenta la circulación, eleva los niveles de oxígeno, elimina las toxinas, ayuda con la inflamación, fortalece el sistema inmunitario y acelera la curación. Todos estos beneficios pueden contribuir a un manejo efectivo del dolor.

Acupuntura y acupresión: Ambas modalidades se basan en el concepto de mantener la energía vital fluyendo en todo el cuerpo y estimular los puntos claves a lo largo de los meridianos de energía debajo de la piel. La acupuntura consiste en la inserción de pequeñas agujas en estos puntos, mientras que la acupresión usa los dedos para aplicar presión en estos mismos puntos.  Ambas modalidades son conocidas ampliamente por ayudar con el manejo del dolor y la ansiedad.

Sanación energética: Aquí, el practicante de esta técnica mejora el flujo de energía en el cuerpo del animal mediante una gama de terapias naturales suaves y potentes. Durante un tratamiento, el sanador adiestrado envía energía sutil a través de sus manos para promover el equilibrio y la sanación física y emocional. Mientras que la medicina convencional se basa en la creencia de que los tratamientos para las enfermedades y las lesiones tienen que ser estrictamente biológicos, la medicina energética restablece la salud al tratar la mente, el cuerpo y el espíritu de formas no físicas. Las modalidades de sanación energética disponibles para perros incluyen Reiki, qigong, Healing Touch y Tellington Touch.

Terapia de láser frío: Desarrollada hace más de 20 años, la terapia de láser frío se ha convertido en un tratamiento alternativo popular alrededor del mundo para malestares y dolores en los perros. Dirige ondas de luz sumamente coherentes y concentradas a los músculos, tejidos y órganos para reducir la inflamación y los espasmos musculares. También se aplica a los discos y otros problemas relacionados con la columna vertebral. La terapia de láser frío de baja intensidad es indolora, no invasiva y toma solo minutos. Los efectos son similares a los provistos por los medicamentos no esteroides, sin los efectos secundarios adversos.

Hidroterapia: Todos conocemos los beneficios de nadar. Al igual que las personas, cuando los perros nadan, sienten una resistencia al movimiento, lo que hace que nadar por cinco minutos sea virtualmente equivalente a correr cinco millas. A algunos perros les gusta más nadar que correr.  La hidroterapia, que incluye ejercitarse en una trotadora sumergida, en combinación con nadar, es particularmente útil. El efecto en perros de edad avanzada es especialmente dramático, lo que les brinda una forma indolora y divertida de moverse y hacer ejercicio. La flotación natural que ofrece el agua sirve de apoyo al perro, disminuye la presión en las articulaciones, facilita el movimiento y provee una forma segura y saludable de ejercicio para aquellas mascotas que sufren de lesiones, enfermedad o dolor.

La mejor opción de terapia para un animal en específico dependerá de la condición del perro y las recomendaciones del veterinario de la familia. Si se seleccionan y practican correctamente, estas modalidades complementarias pueden tener un impacto mayor en el bienestar físico y emocional del perro, además minimizan o incluso eliminan la necesidad de medicamentos.  


Jennifer Kachnic es la autora de Your Dog’s Golden Years: Manual for Senior Dog Care Including Natural Remedies and Complementary Options. Es una masajista de perros certificada, practicante de Reiki y manejadora certificada en terapia para perros con el American Humane Association. Obtenga más información sobre la presidenta de The Grey Muzzle Organization en GreyMuzzle.org.

Edit ModuleShow Tags

Add your comment:
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags