Hormonas comestibles

Apoyo para la salud de las mujeres y los hombres



Además de aliviar los síntomas de la menopausia y la andropausia y ayudar a mantener normal y equilibrado el sistema hormonal, el comer saludable puede rendir muchos otros beneficios. Según informes de investigación de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, que se pueden obtener de forma gratuita en GreenMedInfo.com, estos beneficios incluyen control de peso, salud ósea y fertilidad y defensas naturales contra el cáncer de seno y próstata y síntomas de osteoartritis.

A pesar de los distintos enfoques dirigidos a la salud hormonal sin el uso de medicamentos que precedió la terapia de remplazo de hormonas del siglo 20, la industria farmacéutica prácticamente ha eliminado la opción de consumir nutritivos adecuados como medio para balancear los niveles hormonales. ¿Por qué las personas aceptan fuentes externas cuando el funcionamiento interno natural es una solución mucho mejor, menos costosa y más permanente? Incluso la tendencia actual de mejorar la terapia convencional de remplazo de hormonas con una de hormonas bioidénticas garantiza una dependencia biológica a estas sustancias en el futuro, además de la posible acumulación de metabolitos potencialmente tóxicos de hormonas, según una investigación publicada en la revista Maturitas en 2007.

Un enfoque dirigido a una salud hormonal a base de alimentos que provean una nutrición profunda a las glándulas es mejor y permite aumentar la producción de lo que carecen debido a los cambios asociados con la edad o una enfermedad. El comer saludablemente reduce la actividad del exceso de hormonas presentes en el cuerpo e imita de forma beneficiosa su función previa sin los efectos secundarios no deseados. A continuación, los alimentos principales que nos pueden ayudar a alcanzar esta meta.

Granada

El parecido de la topografía interna de una granada con un ovario es más que un homenaje poético. Los herbolarios occidentales prerrenacentistas comúnmente pensaban que la similitud visual de una planta comestible con un órgano humano indicaba una correlación positiva con la salud. Una investigación publicada en el Journal of Ethnopharmacology sobre las granadas por parte de científicos japoneses, reveló que las semillas y las coberturas carnosas de donde están suspendidas las mismas, llamadas arilos, contienen estrógenos similares en estructura a los encontrados en los mamíferos.

Resultados preclínicos publicados en la revista Phytochemistry podrían explicar por qué los extractos de estas hormonas bioidénticas derivadas de plantas que imitan el estradiol, estriol y estrona son capaces de reemplazar la función de un ovario. Un estudio japonés publicado en el Journal of Ethnopharmacology informó que a ratones hembras que se les removieron los ovarios y que luego fueron alimentadas con jugo de granada y extracto de semilla de granada por dos semanas, mostraron retroceso en pérdida ósea, pérdida de peso uterino y ansiedad.

Brócoli

Según un estudio publicado en Current Science, los vegetales crucíferos, como el brócoli y las coles de Bruselas, la col rizada y las hojas de mostaza, y los tubérculos comestibles, como el colirábano y el colinabo, contienen glucosinolatos que ayudan a proteger el ADN de daño. Además, la evidencia preclínica y clínica en aumento muestra que el consumo de vegetales crucíferos reduce el riesgo de más de 100 problemas de salud, incluida una amplia gama de cánceres como los que afectan la vejiga, la próstata y el seno.

Linaza

Los síntomas no deseados de la perimenopausia (que pueden durar años antes de la terminación de la menopausia) pueden ser neutralizados a través de la ingesta diaria de linaza molida, la que puede añadirse a los cereales, ensaladas y otros alimentos. (La linaza molida mezclada con bayas secas es muy agradable al paladar.)

Según se agota en el ovario la reserva de hormonas fabricadas de forma natural, lo que provoca un desequilibrio, la linaza es particularmente efectiva en volver a equilibrar los niveles deseables de metabolitos de estrógeno, como es la 2-hidroxiestrona, que está en armonía con el seno. Esta contiene una fibra llamada lignina que en el proceso de la digestión produce dos importantes fitoestrógenos capaces de estimular los receptores naturales de estrógeno en casos de deficiencia del mismo y bloquea tanto el estrógeno sintético y natural cuando hay un exceso (como condiciones dominantes de estrógeno desde la pubertad hasta la menopausia).

Estas propiedades han sido confirmadas en estudios clínicos con humanos llevados a cabo en el Departamento de Ciencias Nutricionales de la Universidad de Toronto y en el Centro de Cáncer MD Anderson de la Universidad de Texas A&M. Por lo tanto, la linaza puede ser considerada una planta fuente de “estrógeno” capaz de promover la regresión de cánceres sensitivos a estrógeno, incluidos los de seno y próstata.

Extremadamente versátil en aplicaciones culinarias, la combinación de linaza con comino molido puede proveer un potente condimento medicinal para apoyar la salud hormonal de las mujeres.

Comino

El comino—una fruta disfrazada de especia—tiene enormes propiedades moduladoras hormonales, lo que ha quedado confirmado recientemente en hallazgos publicados en la revista Experimental Biology and Medicine. Los científicos japoneses demostraron que las semillas de comino pueden inhibir la pérdida de densidad ósea y ser tan efectivas como el estrógeno, según se probó en un modelo en rata hembra con osteoporosis asociada a la edad. Se constató además que las semillas de comino no tenían un efecto promotor de peso por estrógeno ni un posible efecto cancerígeno en el útero.

Imagine las potentes propiedades de equilibrio hormonal de una cena de colinabo al vapor con linaza molida y comino acompañado de hojas de mostaza con aceite de oliva y un aderezo de granada. Es mejor que el Premarin con una porción de efectos secundarios indeseados cualquier día.


Para acceder los resúmenes de los estudios, visite GreenMedInfo.com.

Sayer Ji es el fundador de GreenMedInfo.com y miembro de la junta consultiva del National Health Federation. Tania Melkonian es nutricionista certificada y educadora de artes culinarias saludables. Conozca más en GreenMedInfo.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags