Escuchando la sabiduría interior

Cinco instintos a los que hacerles caso



El escuchar nuestros instintos puede ayudarnos a estar seguros y afrontar mejor las decisiones de vida o muerte. Sacar el mayor partido de nuestra voz interior nos permite vivir una vida más satisfactoria en el momento. ¿Cómo sabemos en cuál corazonada confiar? He aquí cinco mensajes a los que estaremos contentos de haber prestado atención:

“Algo no está bien en mi cuerpo.” Escuchar las señales sutiles de nuestro cuerpo es parte de ejercitar un sentido intuitivo. El cuerpo es un poderoso comunicador de gran alcance al darnos señales tempranas de alerta cuando algo no está bien, débil o correcto para poder atenderlo rápidamente en lugar de muy tarde.

“Estoy en peligro.” El condicionamiento social nos ha ayudado a crear creencias inconscientes que causan primeras impresiones erróneas y toma de decisiones rápidas y desacertadas; es vital que cotejemos nuestros sentimientos subjetivos contra la racionalización mental. Si alguna persona o situación le da poca confianza, haga una pausa y preste atención, aunque más tarde la sensación se pruebe errónea.

“Quiero ayudar.” La evolución ha permitido de forma inherente “leer” las caras y las señales emocionales rápidamente. Por ejemplo, el instinto de compasión nos empuja a cambiar el tema cuando las conversaciones sobre una boda hacen que un colega acabado de divorciar se avergüence o mientras hablamos con un compañero de avión que está nervioso durante el aterrizaje—gestos sutiles que hacen una gran diferencia en la vida de otros.

“Sé cómo hacer esto.” Cuando está tentado a pensar mucho algo que sabe hacer, trate una pequeña distracción terapéutica, como decir el alfabeto al revés cuando la maestra de yoga trata de hacer una temida parada de manos. El comprometer la mente brevemente en algo que no sea la tarea que se está realizando puede dar libertad a nuestros instintos para hacer su trabajo y disfrutar de la plenitud que la práctica diligente ha hecho posible.

“¡Esto es!” La mayoría de las personas tienen una gran historia en la que han dicho: “Yo sabía que era cierto”. Puede ser la primera vez que vieron a su novia o pisaron el umbral de su primer hogar. Cuando la intuición nos da señales de que hemos encontrado algo o alguien verdaderamente correcto para nosotros, la selección se hace fácil. Se siente saludable y bueno, sin resistencia ni conflicto.

El usar nuestros instintos nos ayuda a tomar decisiones inteligentes que pueden mejorar nuestra calidad de vida.


Judith Orloff, M.D., es la autora del libro de grandes ventas a nivel internacional Second Sight, en el que se basan estos consejos. Orloff, profesora y asistente clínico de psiquiatría en la Universidad de California en Los Ángeles, sintetiza las perlas de la medicina tradicional con su conocimiento de vanguardia sobre la intuición y la medicina energética. Para más inspiración, visite DrJudithOrloff.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags