¡Perro apestoso!

Sugerencias para cuando el olor de su mascota no es el mejor



Los perros son expertos en ensuciarse de la forma más increíble, pero cuando lo hacen, estas sugerencias lo ayudarán a que el proceso de limpieza sea más fácil, tanto dentro como fuera de la bañera. 

Pelo muerto. Todos los perros necesitan cepillado para eliminar el pelo muerto. Siempre que sea posible, hágalo al aire libre, para reducir la caspa o el pelo dentro de la casa. Use una herramienta que sea adecuada para el tipo de pelo del perro, un cepillo, peine o peinilla con dientes serrados para eliminar el pelo muerto.

Nudos en el pelaje. El pelo de perro se puede enredar más rápido que un suéter de lana en agua caliente. Siempre cepille el nudo comenzando desde el final. Si es especialmente difícil de desenredar, corte el pedazo donde está el nudo a lo largo para separar en dos o tres pedazos antes de cepillar. No corte el nudo por completo, ya que se va a notar tanto como si cortara un nudo de goma de mascar del pelo de su hijo. Si el nudo es muy fuerte, meta el perro en la tina y moje ese pedazo con acondicionador de cabello (son recomendables los productos para desenredar el pelo de los caballos de exhibición).

Orejas. Cuando un perro tiene las orejas inflamadas y con dolor o tiene un residuo alquitranado dentro del oído, eso significa que tiene una infección o ácaros; diríjase a un veterinario local para tratamiento con un ungüento o unas gotas. “Las razas como la Maltese o los poodles desarrollan infecciones de oído debido a la humedad generada por el exceso de pelo en el área de las orejas”, explica Diana Immordino, experta en el acicalamiento de perros del Animal General Hospital, en Port Saint Lucie, Florida. “Una acicaladora profesional de perros puede mostrarle una forma suave y sencilla de remover el exceso e indicarle si un polvo secante es necesario”.

Dientes. A los perros les encanta la pasta de diente con sabor a pollo o hígado, lo que hace que tener una dentadura resplandeciente y saludable sea posible en el hogar. Cepillarle los dientes varias veces a la semana reduce o elimina la necesidad de sedar a un perro y evita los altos costos de una limpieza dental por parte del veterinario.   

Patas. Siempre corte el pelo de las patas a nivel de las almohadillas para que el perro no resbale en el pelo largo. Corte para que se vea de forma semicircular si lo mirara desde arriba. Los spaniels Cavalier King Charles son la excepción.

Baño. Tenga toallas y un champú suave a la mano. Luego entre el perro al baño y cierre la puerta; eso es más fácil que correr detrás de un perro mojado por toda la casa.

Use el acondicionador solo en el nudo –la cantidad equivalente a una moneda de diez centavos– no en el resto del pelaje. Frote el nudo con el acondicionador y déjelo por 15 minutos antes de intentar desenredarlo. 

Los perros pequeños o de pelo corto se pueden bañar en la bañera, pero los perros grandes o con mucho pelaje es mejor bañarlos al aire libre o en una tina especial en la lavandería, para evitar que el pelo tape la tubería. Una pequeña manguera de mano ayudará a que el agua penetre en las razas Keeshond, Malamute o Siberian husky.

Los sabuesos, pugs, bulldogs y shar peis necesitan cuidado especial. “Separe las arrugas, enjabone, enjuague y seque bien entre los pliegues”, indica Immordino. “Estas razas pueden desarrollar infecciones de levadura entre los pliegues”.  

Tenga varias toallas listas y seque el perro por completo antes de abrir la puerta porque la mayoría saldrá corriendo para sacudirse y estrujarse contra las alfombras y los muebles. Un secador de mano en la temperatura más baja puede ayudar si se mantiene lejos de la piel del animal y el ruido del aire no le causa ansiedad.

Remover pelo. Los perros con pelo áspero que no mudan el pelo como el Cairn terrier no deben bañarse; solamente se debe eliminar el pelo muerto. “Se debe arrancar el pelo muerto para permitir que nazca pelo nuevo y mantener la textura áspera que repele el sucio y el agua”, explica Patti McCully, criadora de Cairn en Arvada, Colorado. “Bañarlos suaviza el pelaje y eliminaría esta característica de auto-limpieza. Arrancar el pelo muerto no le causa dolor al perro y evita que el perro tenga mal olor”.

Uñas. Si al dueño del perro le preocupa cortarle las uñas demasiado, los albergues locales ofrecen este servicio a cambio de un pequeño donativo. En la casa, use una herramienta para limar las uñas que tenga una tapa protectora en lugar del cortaúñas estándar de perros. 

“La forma más fácil de arreglar las uñas del perro es dejar que este mismo lo haga, pasando las uñas por una lima”, recomienda M. Shirley Chong, quien se dedica a adiestrar perros con ‘clickers’ en Grinnell, Iowa. “Les enseño a las personas a hacer esto y luego es muy fácil enseñar a los perros a hacerlo porque lo disfrutan”. El truco es poner la lima donde no la pueda alcanzar entre sesiones supervisadas (ShirleyChong.com/keepers/nailfile.html).

Por último, cuando el pelo del perro de la familia tiene un mal día y usted no tiene el tiempo de resolver el problema, un profesional puede ser su salvación. Hay acicaladores de perros móviles que van a las casas y el acicalamiento regular contribuye a que su perro siempre huela bien.


Conéctese con la escritora independiente Avery Mack en AveryMack@mindspring.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags