Consejos sabios de madre a madre

Consejos de paz para tener mejores “buenos días” con los niños inquietos



Ser padre significa enfrentar muchos retos estresantes y las madres de hoy día se sienten frustradas al no poder escoger entre tantos consejos conflictivos. A medida que las familias buscan respuestas a los asuntos cotidianos, un enfoque más holístico y natural, conocido como crianza consciente, ha ganado ímpetu.

Según Lori Petro, fundadora de TEACH through Love, un grupo de defensa de los niños y un recurso educativo para padres progresivos, la crianza consciente abarca el espíritu de cooperación, en lugar de los modelos tradicionales de disciplina y control. “Queremos enseñar a nuestros niños cómo vivir en el mundo, cómo explorar, ser creativos, compasivos, aprender las expresiones adecuadas de las emociones y pensar por sí mismos”, señala.

Para ayudar a maximizar las recompensas para todos, Natural Awakenings les pidió a varias mamás con pensamientos innovadores sus mejores consejos sobre cómo manejar los retos mayores.  

Cómo sobrevivir el primer año

Lori Simmons, educadora certificada de Happiest Baby, madre de tres niños y dueña de Gummy Giggles Baby Boutique, en Yukon, Oklahoma, provee a los padres herramientas y conocimientos indispensables para ayudar a calmar a los bebés infelices. Observa que lidiar con un bebé que llora es sencillamente parte de ser padres y los cólicos es la condición más temida.

Hacer que el bebé se sienta como si todavía estuviera en el vientre es clave, recomienda. “Las personas tratan de no hacer ruido, pero la realidad es que los bebés a menudo lloran mucho porque hay demasiado silencio”. Recomienda envolver al niño, mecerlo y susurrarle suavemente al oído, lo que imita las comodidades del vientre.

El mejor consejo que le puede dar a cualquier padre principiante es que no tiene que saberlo todo. “Solo siga sus instintos y entienda que cada niño aprenderá y crecerá a su propio paso”, indica. “Lo más importante es relajarse, no preocuparse por las cosas insignificantes”.

Cómo sobrellevar las rabietas

Petro dice que podemos enfrentar mejor los retos de estos años –incluidos las rabietas, morder, aprender a ir al baño y los problemas para dormir– si entendemos estas situaciones en el contexto del desarrollo de un niño. Durante los primeros años, la edad de la exploración y el cambio, por lo general los niños tienen problemas para expresar sus pensamientos y sentimientos, y eso puede ser abrumador para cualquier persona.

Así que, ¿qué pueden hacer los adultos en este tipo de situación? Primero, recuerde que es raro el padre que no tiene que lidiar con un bebé cansado, molesto y gritón. Simmons admite que ha tenido que lidiar con bastantes rabietas en su vida. “Los niños no entienden su propia frustración, así que es difícil para los padres entender las razones de estos exabruptos”, observa. Su estrategia es alejar al niño estresado de la situación.

Ayuda saber que pegar y morder es considerado como algo normal en los bebés, especialmente si ven que es una forma efectiva de conseguir lo que quieren. Los padres pueden poner fin a esta conducta de la misma forma que lo hacen con otras conductas inapropiadas, recomienda Petro. Sugiere mantener la calma, encontrar la raíz del problema y reconocer los sentimientos y necesidades del niño. Entender por qué un niño hace lo que hace es crucial para que deje de hacerlo. “La crianza progresiva opera desde la premisa de que toda conducta es comunicación para satisfacer una necesidad”, indica.

La adolescencia

Según la adiestradora certificada para la vida, Clare Seffrin Bond, aunque los años de la adolescencia pueden ser difíciles, hay mucho que los padres pueden hacer para criar y fomentar conductas responsables. “El mejor consejo que he recibido para criar a los hijos fue de mi madre, que me motivó a crecer como madre, ir un día a la vez, sin la expectativa de que iba a ser un éxito solo por dar a luz”, indica la madre de dos hijos, en Richmond, Indiana.

Las relaciones gratificantes surgen al aceptar la idea de que los niños son seres individuales que van recorriendo su propio camino, que no son extensiones de sus padres. “Lo que los padres ven o sienten en una situación no necesariamente es lo que el niño está experimentando”, explica Bond. “Sacar el tiempo para reconocer el hecho de que cada uno de nosotros tiene una realidad individual puede ser importantísimo a la hora de repensar el enfoque de la disciplina”.  

Recomienda hablar con los adolescentes con honestidad –incluso cuando sea difícil–  hay que escuchar lo que tienen que decir, incluso si no queremos oírlo o creer lo que están diciendo.  “Tenga siempre presente el hecho de que la relación con sus hijos es absolutamente importante para lograr que se conviertan en personas alegres y realizadas”, recomienda Bond. “Haga un esfuerzo por recordar su propia adolescencia, incluidas sus frustraciones y desilusiones. La empatía y el respeto son ingredientes esenciales para las buenas relaciones, no importa la edad”.


Para conectarse con Lori Petro, visite Teach-Through-Love.com; para Lori Simmons, GummyGiggles.com y Clare Seffrin Bond, TheRoadToClarity.com.

Beth Davis colabora escribiendo para Natural Awakenings.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags