Los juegos de vídeo aumentan los lazos entre hijas y padres




Los investigadores de la Universidad de Brigham Young han encontrado que el tiempo que pasan juntos los padres y sus hijas adolescentes jugando juegos de vídeo apropiados para la edad, tiene resultados positivos. Las niñas que jugaron con sus padres (usualmente es el padre), sintieron una conexión más fuerte con sus familias, exhibieron menos comportamientos agresivos y mostraron señales de mayor salud mental, como menos depresión y ansiedad, comparado con sus pares femeninas. A su vez los padres describieron aumento en los sentimientos de conexión.

Sin embargo, la principal autora del estudio, Sarah Coyne, Ph.D., señala que: “Cuando las niñas participaron en juegos inapropiados (clasificados M para Maduro), informaron que los niveles de conexión familiar bajaron”. Vídeos apropiados para la edad incluyen Wii Sports, Rock Band, Mario Kart, Mario Party y Super Mario Bros.

Sorprendentemente, los resultados distinguen entre niñas de 11 a 16 años de edad, pero no aplican a varones adolescentes. Los investigadores suponen que esto puede ser porque los niños tienden a jugar más a menudo juegos de vídeo que las niñas, casi siempre sin la presencia de un padre, por lo tanto, unas pocas horas menos con un padre tiene menos impacto. Otros estudios han demostrado que los varones también tienden a jugar juegos más violentos que las niñas.

La Academia Americana de Pediatría recomienda que se les debe permitir a los niños no más de dos horas al día frente a la pantalla de actividades no relacionadas con la escuela y, al menos, participar 60 minutos al día en actividades físicas.


Fuente: Rodale News

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags