Los granos integrales trabajan en la grasa corporal




He aquí otra razón para cambiar completamente de los productos de harinas refinadas a integrales. En un nuevo estudio del Jean Mayer USDA Human Nutrition Research Center on Aging, de la Universidad de Tufts, los adultos que comen tres servicios de granos integrales al día a la vez que también comen menos de un servicio diario de productos comerciales elaborados con harina enriquecida, tienen menos cantidad de un tipo grasa en el tejido que se cree juega un rol clave en el desarrollo de enfermedades. La grasa se conoce como tejido adiposo visceral (VAT, en inglés), que rodea los órganos internos.

Los investigadores examinaron 2,834 participantes, entre las edades de 32 a 83 años, y el volumen de VAT fue aproximadamente 10 por ciento menor en el grupo que comió saludable. Sin embargo, la autora principal del estudio, Nicola McKeown, Ph.D., explica que: “El consumir granos integrales no parece mejorar el volumen de VAT si la ingesta del grano refinado excede de cuatro o más servicios al día. Este resultado infiere que es importante hacer sustituciones en la dieta en lugar de sencillamente añadir alimentos integrales. Por ejemplo, escoger cocinar con arroz integral en lugar de blanco o hacer un sándwich con pan integral en lugar de pan blanco”.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags