Limpio y verde

Reaparecen los tendederos




En la actualidad hay un creciente movimiento de personas conscientes del medioambiente que les encanta ahorrar dinero en sus facturas de luz y agua, que rechazan en su ropa los químicos que se utilizan en la secadora, que adoran arroparse con una ropa de cama olorosa a limpio que ha sido secada al sol y que han cambiado la secadora por los tendederos. La encuesta de cada tres años del Pew Research Center que mide la demanda de los utensilios caseros, informó un cambio público radical: estos días, 66 por ciento de los estadounidenses considera que las secadoras de ropa son una necesidad, bajando grandemente a un 83 por ciento en el 2006. A la vez que un 75 por ciento de los hogares en los Estados Unidos en la actualidad tienen una secadora, en Europa se considera un lujo, donde solo cerca de la mitad de los hogares en el continente tienen una, según la Oficina de Estadísticas de los Países Bajos.

De acuerdo a la reciente encuesta sobre Consumo de Energía Residencial llevada a cabo por la Administración de Información de Energía de los Estados Unidos, las secadoras de ropa consumen tanto como un 6 por ciento de la energía total residencial en la nación. En el proceso, una secadora eléctrica emite más de una tonelada de dióxido de carbono cada año—una secadora que funciona con gas emite cerca de la mitad. Incluso, secar en tendedero una tanda de ropa en lugar de usar una secadora mantienen 3.35 libras de CO2fuera de la atmósfera. Por el otro lado, secar la ropa en tendedero no emite CO2.

El secar la ropa de forma natural en exteriores es mucho mejor para los materiales, en especial los tejidos y elásticos, y evitan que se encojan. “¿De dónde cree que viene la palabra pelusa?”, pregunta Project Laundry List (LaundryList.org); es su ropa que literalmente se hace cantos debido a la sobre exposición al calor y al movimiento.

El secar en tendederos puede ser bueno para las personas muy ocupadas pues no se tienen que preocupar sobre estar presentes cuando la secadora para, de forma que evitan que las piezas se encojan; también elimina la necesidad de planchar, lo que ahorra energía adicional. Además, se ahorra dinero en blanqueadores y productos para la secadora, porque la luz solar es un blanqueador natural y un desinfectante que ofrece a la ropa un genuino olor a fresco que los químicos tratan de imitar. Como bono adicional, el secado al aire libre minimiza el desgaste de equipos caros por lo que la máquina puede estar en servicio más tiempo y mantenerse fuera del vertedero.

Una variedad de diferentes tipos de tendederos están disponibles hoy día, tanto para interiores como exteriores, desde uno sencillo de hágalo usted mismo hasta uno de líneas retractables y modelos tipo sombrillas. Otros tienen marcos que se doblan para un almacenamiento y ahorro de espacio eficiente.

Todos estos beneficios gratuitos pueden funcionar para, de forma efectiva, contrarrestar aquellos que exigen consumo y desperdicio al estar en contra de los tendederos por preocupaciones estéticas y de valor de la propiedad. Las personas que obtienen respuestas negativas de las asociaciones de residentes o de su comunidad sobre instalar tendederos, podrían necesitar estudiar los acuerdos comunitarios, las prohibiciones de los propietarios y las leyes de zonificación. LaundryList.org ofrece consejos y recursos que son de ayuda a través de sus programas de defensa en pro de los tendederos.


Como un primer paso fácil, firme la petición en línea Right2Dry.org.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags