Bebé a bordo

Cómo mantenerse saludable antes y después del embarazo



Es esencial para una mujer de cualquier edad estar físicamente preparada para el embarazo y la maternidad, tanto para la salud de la madre como la del bebé. Comience hablando con un médico de su confianza y luego considere las siguientes sugerencias prácticas dirigidas a mantener a todos sanos y contentos a lo largo del proceso del alumbramiento.
 

Cómo prepararse para el embarazo

Deje de tomar las píldoras anticonceptivas. Si ha estado usando un método anticonceptivo hormonal, es posible que el médico quiera que deje transcurrir varios meses antes de tratar de quedar embarazada. Hacer esto permite que sus ciclos se regulen y que el cuerpo elimine cualquier residuo de hormonas fabricadas por el hombre; use otro tipo de anticonceptivo no hormonal durante ese tiempo.

Ponga su cuerpo en forma. De acuerdo con Mairi Breen Rothman, enfermera partera certificada que trabaja con M.A.M.A.S., Inc., dirigida a mujeres que quieren parir en el hogar, en Takoma Park, Maryland, estar en forma garantiza un embarazo más saludable. “El embarazo es una ardua labor y cuanta más fortaleza tenga, especialmente en el centro de su cuerpo, la espalda y las piernas, mejor se sentirá durante el embarazo”, informa. Estar en buena forma física antes del embarazo también facilita mantenerse en forma durante los nueve meses subsiguientes.

Comience a alimentarse mejor. Una dieta orgánica balanceada provee los nutrientes necesarios para que el bebé se desarrolle de forma saludable. “Durante el embarazo, el bebé es parte integral del cuerpo de la madre”, indica Rothman. “Eso significa que consumir alimentos libres de toxinas reduce los químicos en el cuerpo de la madre, lo que a la vez limita los químicos que puedan llegar al bebé”. Además, no olvide tomar vitaminas prenatales; un estudio realizado por el MRC Epidemiology Resource Centre, de la Universidad de Southampton, Reino Unido, descubrió que solo el 5.5 por ciento de las 238 mujeres embarazadas monitorizadas habían tomado los 400 microgramos recomendados de ácido fólico antes de quedar embarazadas.  

Atienda las condiciones médicas crónicas. Si tiene diabetes, presión alta o asma, por ejemplo, contrólela antes de quedar embarazada. Informe a su profesional del cuidado de la salud sobre cualquier problema familiar de salud para que él o ella esté al tanto y pueda planificar de antemano su tratamiento una vez quede embarazada. 

Tenga un embarazo saludable

Tome clases de yoga prenatales. “El yoga prenatal no solo hace que los músculos se mantengan flexibles y estirados, sino que también ayuda con la respiración, lo que es importante durante el parto”, aconseja Rothman. El yoga también ayuda con las articulaciones de las caderas y la pelvis y alivia los dolores y las molestias del embarazo. La postura gato-vaca en particular es muy beneficiosa para la espalda baja, promueve la circulación e incluso ayuda a acomodar el bebé en la posición correcta.   

Limite la exposición a toxinas. Examine las etiquetas de los productos que usa regularmente—especialmente los productos para el cuidado de la piel y la limpieza de la casa—y elimine cualquier cosa que contenga combinaciones de químicos; si no puede pronunciar un ingrediente, probablemente no es bueno para usted ni el bebé que lleva en su vientre. La investigación de instituciones prestigiosas como la Universidad de California–Berkeley y el National Institute of Occupational Safety and Health han relacionado los ingredientes de los productos para el cuidado de la piel y la limpieza de la casa con alteración endocrina, neurotoxicidad, trastornos del desarrollo y la reproducción y cáncer. Ahora hay bastantes productos fáciles de encontrar libres de toxinas. Los limpiadores verdes están disponibles en la mayoría de los supermercados y  CosmeticsDatabase.com ofrece orientación útil sobre los productos de belleza recomendados por el Grupo de Trabajo Ambiental, una organización sin fines de lucro.

Investigue las terapias alternas. Tomar medicamentos para los problemas médicos comunes como dolor de cabeza, resfriados y dolor muscular no siempre es la mejor alternativa. Hable con su partera u obstetra sobre opciones como acupuntura, masajes y homeopatía. Según un estudio publicado en el Acta Obstetricia et Gynecologica Scandinavica, los investigadores suecos descubrieron que la acupuntura es efectiva en el alivio del dolor de espalda y la pelvis durante el embarazo; de las 1,500 participantes embarazadas, 60 por ciento de las que probaron  acupuntura informaron alivio considerable del dolor.

Estrategias naturales para criar a su hijo

La lactancia es lo mejor. Aunque la lactancia no es súper fácil, es la opción más saludable. “La leche materna está hecha para los bebés humanos, así que tiene la fórmula perfecta para satisfacer las necesidades de su bebé, además, es lo que pueden digerir fácilmente”, señala Rothman. La lactancia refuerza el sistema inmunitario del bebé, así que tienden a enfermarse menos y reciben justo la nutrición que necesitan; además provee una sensación de comodidad, calor y seguridad que el biberón jamás podrá brindar.

Use remedios naturales para las enfermedades. La aromaterapia y los remedios homeopáticos trabajan para reducir la exposición de la madre y el bebé a los medicamentos que se venden sin receta. Por ejemplo, el eucalipto es un buen descongestionante natural; sencillamente añada unas cuantas gotas al bañar al bebé, use un difusor o incluso puede colocar una bolita de algodón empapada en eucalipto en la mesita de noche para una fragancia relajante. Asegúrese de hablar con su médico sobre cualquier medida natural que vaya a tomar para apoyar la salud de su familia.  


Jessica Iclisoy es una madre holística y fundadora de los productos naturales para el cuidado de bebés, California Baby, escribe sobre la vida natural desde Beverly Hills, CA. Conéctese en Jessica@CaliforniaBaby.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags