No se ha detectado ningún beneficio de reducir la grasa en el queso




Yeko Photo Studio/Shutterstock.com

Es posible que alguna persona que haya tenido que luchar para reducir su ingesta de lipoproteínas de baja densidad (LDL o colesterol “malo”) haya considerado evitar las grasas saturadas en sus dietas, aunque el último meta-estudio publicado en el Annals of Internal Medicine desmiente esta aseveración. Los investigadores de la Universidad de Copenhagen en Dinamarca, realizaron un estudio para determinar si consumir quesos bajos en grasa versus quesos regulares tenía algún impacto en los niveles de colesterol.

El estudio dividió 139 personas en tres grupos. Durante 12 semanas, uno de los grupos consumió queso regular, otro, queso bajo en grasa y otro, no consumió queso. Se analizaron tanto las lipoproteínas de baja densidad (LDL) como las de alta densidad (HDL o colesterol “bueno”) al inicio y al final del estudio. Los investigadores no encontraron una diferencia significativa en los niveles de LDL en ninguno de los grupos y ninguna diferencia entre los niveles de HDL con el consumo de queso bajo en grasa o queso regular, lo que sugiere que consumir las versiones bajas en grasa no tiene un beneficio metabólico medible.

Sí se observó un aumento en los niveles HDL entre los que se abstuvieron de comer queso.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags