Los niños que se conectan a la Internet a la hora de acostarse no duermen bien




HTU/Shutterstock.com

Un nuevo estudio del King’s College London descubrió que los niños que usan dispositivos electrónicos cerca de la hora de dormir pueden reducir sus probabilidades de dormir bien. Los investigadores examinaron 20 estudios existentes de más de 125,000 niños entre las edades de 6 a 19 años y descubrieron que la calidad del sueño de los niños y jóvenes que usan un dispositivo unos 90 minutos antes de quedarse dormidos, es inadecuada y que estos experimentan exceso de somnolencia durante el día. 

El autor del estudio, Ben Carter, Ph.D, indica, “En muchas ocasiones se le resta importancia al sueño, pero es un factor importante en el desarrollo del niño y la falta de sueño causa una serie de problemas de salud". Estas condiciones pueden incluir obesidad, estilo de vida sedentario, función inmunitaria reducida y una dieta deficiente. Las malas selecciones de alimentos y el comer en exceso pueden comenzar a temprana edad, según quedó ilustrado en un estudio de la Universidad de Colorado en Boulder, que descubrió una relación entre la falta de sueño y las dietas deficientes en niños de edad preescolar. 

El estudio de Colorado dio seguimiento a cinco niñas y cinco varones de 3 y 4 años, que regularmente tomaban siestas durante la tarde. Se les privó de sus siestas durante un día y se monitorizó y comparó su ingesta de alimentos y bebidas con sus selecciones cuando no se interrumpió la siesta. Durante el día que no durmieron la siesta, los niños consumieron 25 por ciento más azúcar y 26 por ciento más carbohidratos.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags