Los químicos también son dañinos para las mascotas




La epidemia de salud a nivel nacional de enfermedades crónicas que afectan a la población humana también está apareciendo entre los animales acompañantes. Según un informe del siglo veintiuno del Environmental Working Group, como el proverbial canario en una mina de carbón, las mascotas podrían ser los centinelas ambientales que indican ahora una clara conexión entre enfermedad y los productos químicos hechos por el hombre.

En un estudio que analizó muestras de sangre tomadas a perros y gatos, se encontraron 48 de 70 químicos industriales y contaminantes, muchos en concentraciones sustancialmente altas que lo anteriormente informado en estudios nacionales con humanos. Los perros mostraron el doble de la concentración de químicos perfluorados (utilizados en capas contra las manchas y las grasas); los gatos evidenciaron 23 veces la concentración de éter de difenilo polibromado (PBDE, por sus siglas en inglés) que es un químico resistente al fuego y 5.4 veces la cantidad de mercurio. Los niveles de PBDE en gatos con hipertiroidismo han sido vinculados con la comida enlatada y con el aumento en uso de los PBDE en productos para el consumidor durante los pasados 30 años. En humanos, los altos niveles de los químicos resistentes al fuego están implicados con alteraciones endocrinas, diabetes tipo 2 y enfermedades de la tiroides.

Las sugerencias para minimizar la exposición incluyen evitar los limpiadores cargados de químicos que se usan en la limpieza del hogar, muebles y alfombras; tomar agua filtrada en filtros de carbón; alejarse de los alimentos y las bebidas en envases hechos o forrados con plástico (incluidas las latas); comer vegetales y frutas orgánicas y carne de animales criados en pastoreo.

Edit ModuleShow Tags

Add your comment:
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags