La vitamina E: una esperanza para el cuidado del cáncer




Un elemento anticancerígeno escurridizo de la vitamina E—conocido como tocoferoles naturales—ha sido identificado por los investigadores de la Universidad del Estado de Ohio por ser capaz de desactivar una enzima esencial para la supervivencia de las células del cáncer.

Aunque tanto las formas alfa y gamma de los tocoferoles naturales funcionan, la gamma fue la más potente en atajar la problemática enzima. Mediante la manipulación de la estructura de la molécula de gamma, los científicos pudieron crear un agente 20 veces más efectivo que la vitamina original. En ratones, este agente redujo el tamaño de tumores de cáncer prostático.

Los suplementos de vitamina E están limitados porque muchos usan formas sintéticas que no contienen los tocoferoles gamma naturales. Los autores del estudio, dirigidos por Ching-Shih Chen, Ph.D., observaron que el cuerpo humano no puede absorber las dosis altas de la vitamina E natural requerida para alcanzar los efectos anticancerígenos; su meta es desarrollar una píldora segura que pueda ser tomada diariamente para prevenir el cáncer.

Edit ModuleShow Tags

Add your comment:
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags