El aceite de coco ayuda con el colesterol y encoje la cintura




La reducción en la actividad física y el aumento en la ingesta de carbohidratos y grasas saturadas han disparado la incidencia de obesidad, enfermedades cardiovasculares y resistencia a la insulina, además del contenido anormal de lípidos en sangre. Aunque el aceite de coco es una grasa saturada, su composición química parece que previene que la misma genere efectos negativos en los lipidogramas, según un cuerpo creciente de investigación.

En un estudio previo publicado en la revista Lipids, se estudió a mujeres que presentaban obesidad abdominal y consumieron suplementos, ya fuera de aceite de coco o de soya. A lo largo del estudio de 12 semanas, ambos grupos siguieron la misma dieta para bajar de peso. Al final, el grupo que consumió aceite de coco presentó un nivel alto de lipoproteína de alta intensidad (HDL) o colesterol protector y una cintura más pequeña, mientras que el grupo del aceite de soya demostró niveles más bajos de HDL y un aumento en el colesterol total, en el LDL de baja densidad y una relación menos deseable de LDL a HDL. En un estudio posterior publicado en el

Asia Pacific Journal of Clinical Nutrition, se asoció otra vez el consumo de aceite de coco con un lipidograma beneficioso en mujeres premenopáusicas.

Los investigadores que llevaron un estudio piloto concurrente con sujetos femeninos y masculinos encontraron que los hombres también experimentaron disminución en la circunferencia de la cintura cuando usaron el aceite de coco como suplemento. Ellos explicaron que el aceite contenía principalmente una cadena mediana de ácidos grasos, lo que, de forma rápida, se convertía en energía eludiendo así el ciclo que almacena la grasa y produce el colesterol (Pharmacology).

Edit ModuleShow Tags

Add your comment:
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags