Holístico es mejor

Cuidado natural para una mascota enferma



El mejor plan de acción para cualquier mascota que parezca estar enferma es visitar un veterinario holístico lo antes posible, antes de que la enfermedad progrese y la mascota empeore debido a un tratamiento convencional inadecuado.

Desventajas del tratamiento convencional

Muchas mascotas enfermas llevadas a la oficina del veterinario puede que no hayan sido diagnosticadas formalmente, incluso si han estado recibiendo tratamiento médico convencional durante semanas o, incluso, meses. En la mayoría de los casos, los medicamentos estándares recetados, como antibióticos y corticosteroides –independientemente de la causa de la enfermedad– no han brindado resultados positivos. Peor aún, dichos medicamentos tienen efectos secundarios que pueden ser peores para la mascota; el uso indiscriminado de antibióticos, por ejemplo, ha creado una resistencia de las bacterias a los antibióticos, lo que dificulta el tratamiento de enfermedades graves cuando los antibióticos son la única opción de tratamiento viable.  

Así que cuando la mascota llega al médico holístico, puede que la condición de esta haya empeorado. La buena noticia es que con el diagnóstico preciso de los problemas subyacentes, la mayoría de las mascotas enfermas pueden tratarse con éxito. Como un enfoque holístico relacionado con el cuidado de la salud depende de factores individuales, el tratamiento exacto varía dependiendo del paciente y la situación. Un tratamiento estándar no será muy útil.  

La terapia basada en nutrición holística ayuda

Los dueños de mascotas pueden tomar varias medidas para proveer alivio de inmediato a una mascota enferma, mientras esperan por los resultados de las pruebas diagnósticas adecuadas. En mi práctica, tres terapias nutricionales supervisadas por veterinarios han demostrado ser efectivas para estabilizar una mascota enferma durante 24 a 48 horas, que es el tiempo que se necesita para obtener los resultados de las pruebas e iniciar el tratamiento adecuado. Pregunte al veterinario en turno sobre otras medidas seguras y beneficiosas que le pueda recomendar.                                                                             

Primero, la mayoría de las mascotas enfermas se benefician de recibir terapia de líquidos (intravenosa o subcutánea), en un hospital veterinario. Los líquidos rehidratan y ayudan a desintoxicar a la mascota al aumentar la frecuencia de la micción, lo que elimina las toxinas celulares. Segundo, añadir vitamina C y complejo de vitamina B al líquido, a menudo, hace que la mascota se sienta con más energía, lo que reduce el aletargamiento y mejora el apetito.

Tercero, usar suplementos seleccionados para restablecer la homeostasis también ayuda a hacer que la mascota se sienta mejor y estimula la alimentación saludable. Yo prefiero usar un producto que apoya el sistema inmunitario de forma natural desarrollado por mí, llamado Healthy Chi, que contiene aminoácidos, potasio, té verde,  ginseng, gotu kola y la hierba astrágalo. Las combinaciones homeopáticas también pueden ser útiles; yo he desarrollado un remedio natural combinando galio, cólquico, hidrastis, antraquinona y glioxal.

Estudios de casos demuestran el éxito

Dos casos recientes ilustran el beneficio de un enfoque holístico informado. Gus, un poodle regular macho de 7 años, tenía un historial de intestino irritable y cáncer gastrointestinal. Se recuperó bien inmediatamente después de la cirugía de cáncer, pero luego se puso aletargado y no mostraba interés en la comida. Así que le realizamos una prueba fecal y un perfil sanguíneo completo. Mientras esperábamos por los resultados, le receté las terapias nutricionales recomendadas, junto con una dieta especial. Al otro día, el dueño informó que Gus se sentía y comportaba mucho mejor, incluso mostró interés en comer. El dueño estaba muy complacido con la respuesta rápida que tuvo el animal y estaba aliviado de no tener que usar medicamentos innecesarios.  

Un gato persa joven llegó a nuestras oficinas con una infección crónica del virus del herpes. El dueño de Percy hizo una cita porque el felino tenía la nariz congestionada y no estaba comiendo como de costumbre. El tratamiento natural contra el virus del herpes comenzó con el aminoácido lisina y la hierba equinácea, ambos útiles en la prevención del catarro y la influenza. El cuidado de apoyo para el malestar general y la falta de apetito se basaron en las mismas terapias nutricionales recomendadas y nuevamente se observó mejoría en la actitud y el apetito del animal de un día para otro; la congestión nasal desapareció la semana siguiente.

Aunque los antibióticos y los corticosteroides pueden ser útiles en casos con el diagnóstico adecuado, el uso de terapias naturales puede proveer alivio rápido sin los efectos nocivos observados a menudo con los medicamentos convencionales.  


Shawn Messonier, doctor de medicina veterinaria con práctica en Plano, TX, es un autor galardonado por su libro The Natural Health Bible for Dogs & Cats y Unexpected Miracles: Hope and Holistic Healing for Pets. Visite PetCareNaturally.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags